5 miembros del gabinete de Trump que le mintieron al Congreso estadounidense

Al menos cinco miembros del gabinete del presidente estadounidense Donald Trump hicieron declaraciones durante sus audiencias de nominación que contradicen hechos reales: el jefe de la Agencia de Protección Ambiental, Scott Pruitt, la secretaria de Educación, Betsy DeVos, el secretario del Tesoro Steve Mnuchin, el secretario de Salud y Servicios Humanos, Tom Price, y el fiscal general, Jeff Sessions, de acuerdo con información de ProPublica.

De los 16 miembros que conforman el gabinete más cercano de Trump, 14 han sido confirmados y dos aún esperan las audiencias de confirmación del Senado estadounidense: Sonny Perdue, nominado para dirigir la Secretaría de Agricultura, y Alex Acosta, nominado para ocupar la titularidad de la Secretaría del Trabajo.

A excepción de la de Betsy DeVos, todas las afirmaciones de los ahora miembros del gabinete de Trump se realizaron bajo juramento, lo que implica que pueden haber incurrido en el delito de perjurio, el cual según la ley federal de Estados Unidos se clasifica como un delito grave y prevé, para quien lo cometa, una pena de prisión de hasta cinco años.

Éstos son los cinco miembros del gabinete del presidente Donald Trump que realizaron declaraciones falsas ante el Senado:

1. Scott Pruitt, jefe de la Agencia de Protección Ambiental (EPA)

Scott Pruitt fue confirmado por el Senado el 17 de febrero. Quien fuera el fiscal general de Oklahoma, un implacable defensor de los combustibles fósiles y un negacionista a medias del cambio climático, ha sido también reconocido como uno de los más acerbos críticos de la agencia que ahora dirige.

Pruitt afirmó bajo juramento de forma oral y escrita ante el Comité Senatorial de Medio Ambiente y Obras Públicas (EPW), durante su proceso de confirmación, que nunca había utilizado su cuenta de correo electrónico personal para llevar a cabo negocios mientras era fiscal general de Oklahoma. No obstante, la cadena de noticias Fox News 25 consultó a la oficina del actual fiscal general de este estado, Mike Hunter, acerca del uso de la cuenta privada de correo de su predecesor y aunque no es ilegal que el fiscal utilice un email privado para enviar información sobre negocios, siempre que ésta sea anexada a las bases de datos de acceso público, el conflicto es que Pruitt mintió bajo juramento a una comisión de legisladores y sigue sin aclarar esta situación.

2. Betsy DeVos, secretaria de Educación

Durante uno de los procesos más controvertidos de la historia estadounidense, Betsy DeVos fue confirmada como la nueva secretaria de Educación de la administración de Donald Trump el 7 de febrero, con una votación de 50-51, después de que el vicepresidente Mike Pence le diera su voto como presidente del Senado. DeVos afirmó no pertenecer al consejo de la fundación de su familia, la Prince Foundation, que ha donado millones de dólares a organizaciones que se oponen a los derechos de la comunidad LGBT. “Usted forma parte de la junta”, le dijo la senadora demócrata por Nueva Hampshire. A lo que DeVos respondió: “No”.

Sin embargo, el 18 de enero, el periodista de The Intercept, Jeremy Scahill, publicó algunos documentos tributarios de la Prince Foundation en los que figura el nombre de DeVos como vicepresidenta de la junta de Gobierno de la organización. Ante las pruebas que demostraban la participación de la ahora secretaria de Educación estadounidense, DeVos se limitó a decir que todo se trataba de un error administrativo a pesar de que su nombre apareció en las listas de la junta de Gobierno durante 17 años.

3. Steve Mnuchin, secretario del Tesoro

Steve Mnuchin fue confirmado por el Senado estadounidense el 13 de febrero. El ex socio de uno de los bancos de inversiones más grandes del mundo Goldman Sachs le dijo al Comité de Finanzas del Senado que su antiguo banco, OneWest Bank, no utilizó la llamada “firma-fraudulenta” para cancelar indebidamente la hipoteca de sus clientes. Sin embargo, como detalló el diario The Columbus Dispatch, los empleados del OneWest Bank firmaron grandes cantidades de documentos hipotecarios sin una revisión adecuada, lo que se considera una “firma-fraudulenta”, mientras Mnuchin era director de esta institución, del 2009 al 2015. De acuerdo con ProPublica, un empleado confesó haber firmado cerca de 750 documentos de ejecución de una hipoteca cada semana.

No obstante, a través de un portavoz, el nuevo secretario del Tesoro estadounidense, quien representa el poder que tiene un banco como Goldman Sachs dentro del gobierno estadounidense, dijo que: “Los medios de comunicación están atacando a un empleado del banco cuya reputación ha sido difamada, pero cuyo trabajo ha sido confirmado por numerosos tribunales en todo el país ante falsas denuncias”.

4. Tom Price, director del Departamento de Salud y Servicios Sociales

El 10 de febrero fue confirmado por el Senado estadounidense el nuevo jefe del Departamento de Salud y Servicios Sociales, Tom Price. Este ferviente opositor del plan Obamacare fue acusado durante las audiencias que mantuvo con el Senado de haber utilizado información privilegiada para utilizarla en el mercado accionario estadounidense.

Price testificó en sus audiencias de confirmación del Senado el 18 y 24 de enero que las acciones descontadas que compró en Innate Immunotherapeutics Ltd., una compañía australiana de biotecnología médica, estaban disponibles para cualquier individuo que en ese momento fuera inversionista, de acuerdo con The Wall Street Journal.

Sin embargo, el diario económico estadounidense reveló que Price era uno de los 20 inversores que fueron invitados a comprar acciones con descuento de la compañía, una oportunidad que, según Price, surgió de una invitación de un director de la compañía y otros de congresistas. El ya confirmado jefe del Departamento de Salud y Servicios Sociales no ha respondido a esta historia de The Wall Street Journal.

5. Jeff Sessions, fiscal general

Jeff Sessions fue confirmado como fiscal general el 8 de febrero. Esto a pesar de que durante una de sus audiencias ante los legisladores, el ahora fiscal general le mintió al senador demócrata por Minnesota, Al Franken, cuando le respondió que no tenía conocimiento de que alguna persona afiliada a la campaña de Donald Trump haya estado en contacto con algún integrante del gobierno ruso durante la campaña por la presidencia.

No obstante, de acuerdo con The Washington Post, Sessions habló dos veces el año pasado con el embajador de Rusia en Estados Unidos, encuentros que no reveló cuando se le preguntó acerca de posibles contactos entre miembros de la campaña del presidente Trump y representantes de Moscú. A lo que Sessions respondió: “Nunca me reuní con ningún funcionario ruso para discutir asuntos de la campaña. No tengo ni idea de qué se trata esta acusación. Es falsa”. Sin embargo, de acuerdo con ProPublica, un funcionario anónimo de la Casa Blanca le dijo a un reportero del New York Times que Sessions y el embajador hablaron y “realizaron comentarios superficiales sobre noticias relacionadas con las elecciones”.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx

 

Fuente: EL ECONOMISTA