Alimentan a prematuros con leche materna donada

Los bebés prematuros, quienes por diversas causas no pueden ser alimentados con leche materna, reciben este alimento de mujeres que dieron a luz y que están en condiciones de donar su leche, en el primer Banco de Leche Materna del IMSS.

La directora médica del Hospital de Ginecología y Obstetricia número 4, Luz Angélica Ramírez García, indicó que se ha logrado recolectar 659 litros de leche materna, que permiten alimentar a los recién nacidos prematuros, hijos de las donantes, y que por su condición, permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, así como a otros cuyas madres presentan riesgos y no pueden dar leche a su recién nacido.

El objetivo, abundó, es cerrar este año, por lo menos con mil litros recolectados, a fin de poder atender a un mayor número de recién nacidos, ya que éste es el único medio natural a través del cual se pueden proporcionar diversos beneficios como protección inmunológica, maduración, prevención de enfermedades crónicas y menor riesgo de mortalidad neonatal.

El IMSS cuenta con el primer Banco de Leche Materna en el Hospital de Ginecología y Obstetricia No. 4 Doctor Luis Castelazo Ayala, en la Ciudad de México, en donde se lleva a cabo el procesamiento para establecer una reserva que asegure el derecho de los recién nacidos a una alimentación segura, oportuna y gratuita.

La especialista puntualizó que de los 659 litros de leche materna con que se cuenta, más de 54 por ciento han sido susceptibles de donación, y de este porcentaje, poco más de 28 se han destinado a beneficiar a recién nacidos prematuros.

Puntualizó que la leche, al ser destinada a un pequeño que no nació de la madre donante, se somete a un proceso de pasteurización que garantiza un producto de alimentación seguro y de calidad.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), explicó la especialista, más de un millón de vidas infantiles podrían salvarse cada año en los países en vías de desarrollo, si se alimentara a los niños con leche materna.

Con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia, que se celebra del 1 al 7 de agosto, para el IMSS contar con el Banco de Leche Materna genera una respuesta de alto impacto y bajo costo.