Anahí Puente de Velasco convive con mujeres artesanas de Zinacantán

Anahi

Como parte del compromiso que mantiene con las mujeres de Chiapas, Anahí de Velasco convivió con un grupo de artesanas del municipio de Zinacantán, donde tuvo la oportunidad de conocer los bordados que crean y la forma como esta actividad contribuye a la economía de las familias de la región.

En las instalaciones de la presidencia municipal, la esposa del gobernador Manuel Velasco Coello fue recibida por el alcalde, Manuel Martínez Jiménez, quien le dio una cordial bienvenida, al tiempo de explicarle la importancia del bordado en la zona y cómo este oficio se trasmite de generación en generación.

Anahi-coello

Con sorpresa, la señora Anahí recibió un traje de los que habitualmente portan las mujeres zinacantecas; emocionada aceptó portar la indumentaria, en la que predominan los colores brillantes y las flores bordadas.

Posteriormente se acercó a saludar a cada una de las 40 artesanas que se encontraban en el lugar y las felicitó por el compromiso que mantienen al conservar su cultura y tradiciones a través del oficio del bordado.

“Muchas gracias por este recibimiento, por dejarme portar su traje. Estoy contenta de conocerlas, impresionada con el trabajo que hacen y les quiero manifestar mi admiración porque con su trabajo contribuyen económicamente a sacar adelante su hogar”, expresó.

En este marco, la esposa del mandatario estatal hizo entrega de máquinas de coser para cada una de las artesanas, lo que les facilitará el desarrollo de sus actividades diarias.

Anahi-de-Velasco

Con interés, observó los bordados que adornan caminos de mesa, blusas, manteles, servilletas y cojines; admiró cada detalle y color, los estampados en la tela, no cesaba de expresar su reconocimiento al grupo de mujeres.

Anahi-Zinacantan

Las flores en las diferentes prendas no son casualidad, pues en el lugar más del 70 por ciento de los varones se dedican a la floricultura, mientras que las mujeres son artesanas y son precisamente ellas las que se encargan de plasmar este distintivo en cada una de las prendas que realizan.

Antes de finalizar la visita, la señora Anahí se tomó la foto del recuerdo con las artesanas, quienes entre abrazos y sonrisas la despidieron.