Arzobispo ve uso político en huelga de enfermeras

La huelga de hambre que realiza un grupo de enfermeras en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, podría tener un uso político y estar siendo usadas como carne de cañón, consideró el Arzobispo Fabio Martínez Castilla.

“Hago un llamado a los líderes de los sindicatos (de Salud) a que no jueguen con las enfermeras y las usen como carne de cañón, porque eso es peligroso, creo que hay que despolitizar (el conflicto)”, expresó el líder religioso.

Martínez Castilla instó a las partes involucradas a establecer un dialogo, pero que este no sea bajo la condición del riesgo de la vida de las manifestantes.

“Creo que ahí hay otros intereses, hay intereses políticos que están jugando con la vida de las enfermeras, y así no se vale”, agregó.

Las trabajadoras de salud cumplieron hoy 22 días de ayuno en demanda de reinstalación de un grupo de empleados, pago a proveedores y abasto de medicamentos.

En el campamento afuera del hospital Rafael Pascasio Gamboa continuar seis trabajadoras en huelga de hambre, mismas que presentan cuadros de inanición.

Mientras que la salud de la enfermera Gabriela López, hospitalizada la semana pasada, mejora paulatinamente, informó María Espinoza de los Santos, representante de las manifestantes.

El Gobierno de Chiapas ha insistido a las manifestantes a cesar la huelga y dejar de poner en riesgo su integridad.

La autoridad asegura que hay avances en el cumplimiento a las demandas del sector salud respecto a la reinstalación de trabajadores, pago de proveedores y prestadores de servicio, así como un programa paulatino de abasto de insumos a hospitales de la entidad.

 

Vía: REFORMA