Causa Rusia desencuentro en reunión de Trump con la UE

Bruselas— Las diferencias sobre Rusia o el comercio internacional marcaron el esperado primer encuentro este jueves del mandatario estadounidense, Donald Trump, con los líderes de las instituciones de una Unión Europea preocupada por el estado del tradicional vínculo transatlántico.

“No estoy 100 por ciento seguro que podamos decir hoy (…) que tenemos una posición común, una opinión común sobre Rusia, aunque, cuando se trata del conflicto en Ucrania, parece que estamos en la misma línea”, dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, al término del encuentro de poco más de una hora.

Los países europeos, especialmente los pertenecientes a la ex órbita soviética, se muestran preocupados por una desafiante Rusia de Vladimir Putin, desde que Moscú se anexionara en marzo de 2014 la entonces península ucraniana de Crimea.

El mandatario estadounidense muestra, por su parte, una aparente cercanía con su par ruso que le valió un escándalo en su país, donde hay abiertas varias investigaciones contra su administración por sus vínculos con Rusia.

Rusia no es el único punto de fricción a ambos lados del Atlántico desde la llegada del septuagenario magnate a la Casa Blanca, quien antes de asumir el cargo llegó incluso a augurar que otros países seguirían los pasos de Reino Unido hacia la salida de la UE.

Pese a que rectificó posteriormente y felicitó a la UE por mantener la unidad, la incertidumbre en Europa se mantuvo, por lo que los europeos desplegaron la alfombra roja para recibir al mandatario en la flamante sede del Consejo Europeo, entre banderas de los 28, de la UE y de Estados Unidos.

En este contexto, el “mensaje principal” del presidente del Consejo para su homónimo pasaba por recordar la importancia del vínculo transatlántico entre la UE y Estados Unidos, antes de una reunión de la OTAN horas después.

“Lo que da a nuestra cooperación y nuestra amistad su significado más profundo 1/8son3/8 los valores occidentales fundamentales, como la paz, los derechos humanos, el respeto por la dignidad humana”, explicó Tusk, quien pidió consolidar “un mundo libre” en torno a ellos y “no sólo a intereses”.

Comercio, cambio climático… y Brexit

La política exterior y de seguridad, el clima y las relaciones comerciales formaron parte de este encuentro oficial, en el que también participó el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y al que se sumaron posteriormente otros altos funcionarios.

“Señor presidente, ¿sabe usted que tenemos dos presidentes en la UE?”, preguntó Tusk a Trump, quien le respondió: “Sí, lo sé”. “Hay uno de más”, bromeó a continuación Juncker, según las breves imágenes difundidas del encuentro.

Aunque en el apartado de lucha antiterrorista se mostraron de acuerdo, “algunos asuntos permanecen abiertos como el clima y el comercio”, apuntó Tusk, en un contexto en que las negociaciones sobre el TTIP, un polémico tratado de libre comercio a ambos lados del Atlántico, están congeladas.

Juncker aprovechó este encuentro “cordial y amigable” para “insistir en la intensificación de la cooperación comercial, que representa una situación beneficiosa para ambas partes”, indicó una portavoz del ejecutivo comunitario.

La vocera de la Comisión anunció un acuerdo para “iniciar el trabajo sobre un plan de acción conjunto sobre comercio”, una cuestión prioritaria para unos europeos preocupados por que el aparente proteccionismo de Trump llegue a cuestionar las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

La cuestión del Brexit también apareció en la conversación, con el mandatario estadounidense mostrando su preocupación por el impacto de la salida de Reino Unido “en los empleos en Estados Unidos”, según una fuente europea.

Bruselas forma parte de la primera gira internacional de Trump, que lo llevó también a Arabia Saudita, Israel y el Vaticano, y que terminará viernes y sábado con un encuentro de los líderes de los siete países más industrializados (G7) en la ciudad italiana de Taormina (sur).