Clausuran minas en México, algunas operaban en Chiapas

Mineria-en-Chiapas

Chiapas fue una de las entidades inmersas en el proceso de revisión, inspección y verificación de instalaciones mineras –legales- realizadas por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

En dichas acciones, que fueron ejecutadas por la subprocuraduría de inspección industrial de la dependencia federal se clausuraron 71 centros de operación y extracción, así como la aplicación de multas por un total de 44.29 millones de pesos. La revisión se llevó a cabo en unas mil 130 instalaciones mineras.

Otros de los estados con minas clausuradas son Puebla, Querétaro, Colima, Tabasco, Jalisco, Baja California Sur y Sonora; en total fueron 61 minas con carácter total temporal y 10 más de manera parcial temporal.

De acuerdo con el portal de la Profepa, estas acciones obedecen a uno de los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, que impulsa y orienta un crecimiento verde incluyente y facilitador que preserve el patrimonio natural al mismo tiempo que genere riqueza, competitividad y empleo.

Es importante mencionar que la minería es una actividad económica primaria, ya que los minerales se toman directamente de la naturaleza, por lo que la Profepa verifica durante las inspecciones al sector minero los términos y condicionantes establecidos en las autorizaciones de impacto ambiental y el cumplimiento de los establecido en la Licencia Ambiental Única, ambos expedidos por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Además, verifica el cumplimiento de diversas normas oficiales mexicanas, particularmente las asociadas a los procesos de lixiviación de metales.

La Profepa informó mediante su portal oficial, que con las visitas de inspección también se impusieron medidas de correctivas a 658 minas en las que se encontraron irregularidades menores que no representaban riesgos inminentes al equilibrio ecológico o al medio ambiente, toda vez que la mayoría fueron de carácter administrativo.

En lo que respecta a las 401 instalaciones mineras restantes, dicha instancia no detectó irregularidad alguna, lo que demuestra que existe cada vez mayor compromiso del sector minero para cumplir cabalmente con la legislación ambiental.

Cabe señalar que aún faltan 4 minas por concluir su procedimiento de revisión e inspección; con éstas se cumplirá con el gran total de instalaciones mineras verificadas por la dependencia del gobierno federal.

Finalmente, la Profepa detalla que con estas acciones el gobierno federal busca prevenir al máximo los impactos ambientales negativos para las zonas donde se llevan a cabo los trabajos mineros.