Cosas que no debes de hacerle a tu cabello

1. Peinarlo excesivamente
Éste es un error común entre las mujeres. Antes se decía que peinar el cabello muchas veces le daría brillo, pero es un mito. La mejor forma de desenredar el cabello es peinarlo con los dedos en lugar de usar cepillo y el mejor momento para hacerlo es por la mañana porque mientras duermes, tu cuero cabelludo acumula aceites y, al desenredarlo con los dedos, distribuirás esos aceites a todo el pelo.
2. Usar plastas de gel o fijador
Ya no es necesario que los peinados se vean perfectamente pulidos para lucir bien. Apretar el cabello provoca que se quiebre y, que además, te duela la cabeza. Actualmente existen una gran cantidad de peinados que entre menos rígidos sean, mejor se verán.
3. Utilizar agua caliente al bañarte
Al enjuagar tu cabello después del shampoo y acondicionador debes hacerlo con agua templada o tibia. Eso no significa que debas lavarlo con agua helada, pero el agua caliente daña el cuero cabelludo, haciendo que el pelo se vea seco y sin brillo. La fría, en cambio, sella las cutículas, dejándolo mucho más brillante y sedoso, además de que estimula su crecimiento si lo que quieres es una larga cabellera.
4. Decolorarlo constantemente
Hoy en día, se ha adoptado una tendencia hacia lo  más natural, hay una gran variedad de estilos en ese sentido  y aunque es válido que nos guste seguir ciertas tendencias como unas puntas desgastadas o unos mechones de colores, no te obsesiones por los tintes porque lejos de estar a la moda, sólo lograrás que tu cabello se maltrate más que si le aplicaras el calor de la plancha o secadora.
5. Atar el cabello con mucha presión
Cuando haces ejercicio, es natural que el cabello te moleste a la hora de moverte, sin embargo no es lo ideal, ya que usar una coleta crea una presión a un mismo lado del cuero cabelludo, lo cual lo debilita y entorpece su crecimiento.
6. No darle mantenimiento a tu “equipo de trabajo”
Al igual que con el maquillaje y las brochas que utilizamos, también hay que renovar los accesorios y cosas que usamos en el cabello, por ejemplo, peines, cepillos o hacer renovación de secadoras o planchas, porque a medida que se van desgastando, maltratan el cabello gradualmente.
7. Fumar
No se trata de un manual para eliminar hábitos, pero fumar ocasiona la resequedad del cuero cabelludo y eleva la probabilidad de que el cabello se quiebre. Ningún producto será suficiente para reparar las consecuencias del tabaco en tu pelo.
8. Mala alimentación
Este punto va de la mano con el anterior. Todo lo que comes se refleja en tu cabello porque está compuesto de colágeno y proteína, ambos obtenidos de las grasas saludables y las proteínas que consumes a diario.  Si quieres una cabellera de película, come verduras y alimentos como nueces, huevo, aguacate y pescados que contengan antioxidantes y omega 3.