CR7 tiene hasta el 11 de agosto para evitar la cárcel

Después de escuchar la declaración de Cristiano Ronaldo, la magistradaMónica Gómez Ferrer deberá decidir en los próximos meses si envía el sumario al Tribunal Superior de Justicia de Madrid para que se celebra, si es el caso, el juicio contra el futbolista por los presuntos delitos fiscales por valor de 14,7 millones de euros.

CR7 se puede enfrentar a una petición de pena mínima de 7 años de cárcel por sus cuatro presuntos delitos cometidos entre 2011 y 2014. Sin embargo, el jugador tendría una opción para evitar ir a juicio y arriesgarse a poder ser condenado.

Cristiano tiene hasta el próximo 11 de agosto para obtener el máximo posible de atenuantes y ‘driblar’ así la posibilidad de ingresar en prisión si es condenado. El juez podría aplicar la atenuante muy cualificada de regularización extemporánea y reducir la pena a la mitad o a la cuarta parte si Cristiano paga lo defraudado más la multa y los intereses (alrededor de 28 millones de euros), asume el delito y se muestra dispuesto a una colaborar con la Justicia para esclarecer los hechos.

El portugués defendió su inocencia ante la juez Gómez Ferrer, por lo que declararse culpable no sería, de momento, una opción válida para el futbolista del Real Madrid. Pactar con la Fiscalía significaría reconocer el delito y ser condenado a menos de dos años de prisión (aunque no ingresaría al no tener antecedentes), mientras que el futbolista sigue creyendo que no cometió ningún delito, tal y como expresó ante la magistrada: “Si no me llamara Cristiano no estaría aquí”.