“El 42” burló filtros de seguridad en Madera

Alberto Cháirez Padilla, alias “el 42”, detenido el pasado sábado y señalado por la Fiscalía General del Estado como jefe de plaza de un grupo criminal, era, hasta hace unas semanas, efectivo de las fuerzas municipales de seguridad pública de Madera, es decir, la alcaldía tenía al enemigo en casa.

En sus propias declaraciones, consignadas por un agente de la Policía Ministerial cercano a él, se asentó que Cháirez Padilla decía que “había sido enviado por el fiscal para ayudar a los municipales y capacitarlos, debido a que era una persona altamente calificada”.

Sin embargo, la Policía Estatal confirmó que había dejado de pertenecer a la dependencia desde hace dos años.

Lo que se ha ventilado extraoficialmente es que “el 42” burló los filtros de ingreso de la Dirección de Seguridad Pública de Madera o bien la dependencia no tuvo información fidedigna acerca de “su pasado” en la Policía Estatal.

Policías municipales declararon para el Heraldo de Chihuahua que era un elemento ejemplar, pero fueron enfáticos al declarar que “se fue a esconder a Madera” nadie detectó que estaba reprobado en confiabilidad por las autoridades estatales.

“Se nos hacía muy raro que supiera información de primera mano de narcos y culpaba al Ejército de apoyar a grupos armados de Sinaloa, ahora sabemos el por qué”, declararon agentes municipales en el anonimato.

En febrero de este año, Cháirez Padilla encabezó varios operativos ven ciudad Madera; El Heraldo de México documentó el pasado 13 de febrero como él y varios agentes participaron al lado de agentes estatales y efectivos del Ejército en la búsqueda de pistoleros, los cuales asesinaron en una emboscada a dos policías municipales que custodiaban cuatro millones de pesos, la nómina de empleados del ejido Largo Maderal.

No se pudo conocer la versión oficial de por qué Alberto Cháirez se encontraba en las filas de la Policía Municipal, habiendo sido “cesado por reprobar los exámenes de confianza”.

Las autoridades tampoco supieron explicar por qué se encontraba al cuidado de la comunidad un personaje que no era apto, el cual incluso llegó a escalar varios peldaños al interior de la dependencia.

El 20 de febrero, cuando la Fiscalía asumió por decreto la seguridad en ciudad Madera, todo parece indicar que no se le detectó y siguió siendo parte de la Dirección de Seguridad Pública Municipal.

Aún no queda claro en qué momento fue cesado del cargo, pero lo seguro es que hasta junio de este año formaba parte de la nómina, ayer las autoridades estatales no explicaron porque había sido contratado en la DSPM de ciudad Madera. Alberto Cháirez Padilla es señalado por la Comisión Estatal de Seguridad como jefe de plaza del grupo delictivo La Línea en al menos dos municipios.