El secreto de Hershey’s y Trident para aumentar sus ganancias

De acuerdo con un reporte de la consultora Euromonitor, las compañías de confitería están apostando a la innovación en los productos, como ediciones limitadas o la distribución de nuevos sabores.

Con la apuesta en nuevas presentaciones y sabores, empresas de confitería como Mondelēz, Hershey’s, Bimbo y Mars lograron impulsar el crecimiento de sus ventas en un negocio que mostraba señales de debilidad hace tres años.

En los primeros cinco meses de 2017, la venta de dulces en México-excepto el chocolate e importaciones- sumó 12 mil 23 millones de pesos, lo que significó un alza nominal de 14.5 por ciento respecto al mismo lapso de un año antes -o un aumento real de 8.7 por ciento- y el mayor incremento para un periodo similar en cinco años, según cifras del Inegi.

Datos de Euromonitor revelan que al cierre del 2016, Mondelēz, que comercializa Halls y Trident, lideraba el mercado de la confitería en México con una participación de 25.4 por ciento; seguido de Mars, que vende Orbit y Lucas con 11.2 por ciento; Grupo Bimbo, dueño de Dulces Vero y Coronado, con 10.4 por ciento; y Hershey’s, que vende Pelón Pelo Rico, con 6.2 por ciento.

En los primeros cinco meses de 2017 el volumen desplazado de confitería alcanzó casi las 164 mil toneladas, un crecimiento de 2 por ciento contra igual periodo del año anterior y 28 por ciento más que en igual lapso del 2014.

En contraste, en los tres años anteriores -para un periodo de enero a mayo- se registró una contracción de casi 17 por ciento, según las cifras del Inegi.

Las ventas de la confitería son impulsadas principalmente por la innovación en los productos. Las compañías están ofreciendo una oferta más amplia de sabores en su portafolio de productos y además se hallan experimentando con ediciones limitadas y sabores más sofisticados”, explica un reporte la consultora Euromonitor.

Por ejemplo, a inicios de 2017, Trident lanzó nuevos sabores como el CitrusMix y amplió el tamaño de sus chicles. Por su parte, Halls trajo al mercado su sabor Extra Strong, y Dulces Vero agregó a su portafolio las nuevas paletas Vero Algodón.

Además, Hershey’s, a través de su marca Pelón Pelo Rico, introdujo variantes de ese icónico producto; Ricolino ha hecho lo propio con la firma de un convenio con Krispy Kreme, con el que se han puesto a la venta nuevas presentaciones de las donas con los dulces de la marca.

Los niños han evolucionado, hoy piden más sabores, más formas y más sensaciones a la boca, y eso lo ha sabido trabajar la industria”, puntualizó Julio Rascón, director del segmento de confitería de la firma de investigación Iscam.

Para los especialistas, pese al impacto de la devaluación del peso y el encarecimiento del precio del azúcar -que este año ha subido alrededor de 20 por ciento-, la industria se ha adaptado con la apuesta a la venta de presentaciones acorde a las condiciones del mercado.

Ahora se ven presentaciones con menores gramajes (como Trident) y productos surtidos, así como presentaciones más grandes que representen una opción más atractiva para el consumidor”, agregó Rascón.

Fuente: EL FINANCIERO