Empresarios chiapanecos envueltos en corrupción

Opinion-Empresarios
Por: Cinthya Santiago

Sí, quizá no terminamos de entender por qué empresarios chiapanecos han tomado el Parque Central, estacionan sus autos en una Plaza Cívica, y en la noche sonríen organizando verbenas populares entre los “inconformes”, olvidándose por un momento de su “lucha”. Vamos a analizar los hechos y expresar una teoría acerca de lo que está ocurriendo al respecto.

Resulta que (cosa que no han dicho), el flamante círculo de empresarios suele caer en ese pensamiento de muchos que dice: “Venderle al gobierno es negocio”, por lo que cuando eran “amiguitos” no escatimaban en subirle unos “pesitos” a sus productos, así lo vendían más caro y obtenían más ganancias o moches; a continuación un ejemplo para entender las matemáticas de los empresarios chiapanecos que hoy se manifiestan en el Parque Central.

Si un medicamento, la aspirina por ejemplo, su precio real es de $15 pesos c/u, pero como quieren exprimir sus oportunidades, deciden que el precio de proveedor es de $50 pesos c/u, el ejemplo nos indica que por las meras ganas de obtener más ganancias para su bolsillo no reparan en vender al precio que quieran sus productos, aún inflando números y cayendo en un caso de corrupción, pero que con todo y eso tienen el descaro de exigir que les “paguen lo que les deben”.

La teoría es simple, cuando un proveedor aumenta los precios del servicio o producto que ofrece ya se considera un delito, pero de eso no se menciona nada, ellos saben bien que amañan el precio dando un mochesin para el que autoriza la venta, pero no todo les salió como esperaban, y ahora al no recibir el pago exigen su liquidación, aunque del fraude ni dicen nada.

Uno de los cómplices de este caso de corrupción es Rafael Jimenez Arechar, quien de la nada se ha vuelto en un “activista”, seguro ya se le acabó el ahorrito que tenía y no haya cómo volver a hacer su minita, me pregunto si la vida lo hubiera llevado a ganar como alcalde de Tuxtla, ¿qué estaría haciendo? ¿Repartiendo el dinero del erario entre sus amigos empresarios? En fin, ojalá estas personas dejen de victimizarse y aceptar su participación y responsabilidad en el conflicto.