Esto deben comer los enfermos por virus coxsackie

El virus coxsackie afecta principalmente a menores de edad, aunque puede presentarse en adultos. Se le conoce también como fiebre aftosa y se caracteriza por la aparición ampollas en el cuerpo, principalmente en manos, boca y pie.

Es uno de los virus más contagiosos y actualmente siete estados de la República Mexicana han lanzado una alerta por el número de casos.  Tlaxcala, Oaxaca, Hidalgo, Estado de México, Querétaro, Zacatecas y Tamaulipas son los estados con mayor número de afectados.

El virus coxsackie afecta principalmente a menores de edad, aunque puede presentarse en adultos. Se le conoce también como fiebre aftosa y se caracteriza por la aparición ampollas en el cuerpo, principalmente en manos, boca y pie

Es uno de los virus más contagiosos y actualmente siete estados de la República Mexicana han lanzado una alerta por el número de casos.  Tlaxcala, Oaxaca, Hidalgo, Estado de México, Querétaro, Zacatecas y Tamaulipas son los estados con mayor número de afectados.

No hay tratamiento preventivo y la enfermedad suele desaparecer cinco días después del inicio de los síntomas.

Sin embargo, hay una serie de cuidados paliativos para quienes sufren de los molestos síntomas. Este cuidado se centra primordialmente en suministrar una dieta blanda.

  • Caldo de pollo con verduras
  • Arroz
  • Pan tostado o tortilla
  • Manzana hervida y
  • Abundante agua

La dieta blanda está enfocada a la recuperación gástrica, es muy casera y de uso común. Es importante recalcar que la dieta blanda no se refiere a alimentos “tiernos” o de “fácil masticación“, sino a la facilidad en que los alimentos son digeridos.

Recomendaciones para una dieta blanda adecuada: 

  • Se procurarán comer pocas cantidades varias veces al día.
  • Que la comida esté tibia, ni muy fría ni muy caliente.
  • Se cocinará con poca sal.
  • Es importante masticar bien y comer despacio para facilitar al máximo la digestión.
  • Se procurará reposar un rato tras las comidas.
  • La dieta blanda debe mantenerse dos o tres días, e ir poco a poco introduciendo alimentos  hacía una dieta normal. Si pasados los dos días, las molestias persisten o no hay buena tolerancia, es imprescindible acudir al médico de nuevo.

El agua ayuda a mantener una la temperatura corporal y a reponer los hidratos perdidos durante los periodos de temperatura.

Los médicos prohíben aplicar remedios caseros en las heridas ya que pueden llegar a complicarse y tampoco la auto medicación.

El médico también girará instrucción para que el niño no asista a la escuela o a la guardería a fin de evitar más contagios y evitar la propagación del virus.