Honduras dejará salir al activista mexicano Gustavo Castro

Gustavo-Castro

Tuxtla Gutiérrez, Chis.-Las autoridades de Honduras levantaron la orden judicial que habían impuesto al mexicano Gustavo Castro, testigo del homicidio de la activista Berta Cáceres, para que permaneciera en el país centroamericano y colaborara en las investigaciones del asesinato ocurrido el 3 de marzo, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

La dependencia se congratuló por la decisión adoptada y reconoció al gobierno hondureño el apoyo brindado para garantizar la seguridad y la integridad del ambientalista durante su permanencia en ese país.

Reiteró su disposición para apoyar a las autoridades de esa nación en sus esfuerzos tendientes a lograr que los responsables del asesinato de Cáceres sean llevados ante la justicia lo antes posible.

Por lo demás, aseguró que el gobierno hondureño reconoce la amplia colaboración del ambientalista en las investigaciones del caso y que podrá seguir haciéndolo en el marco del Tratado de Asistencia Jurídica Mutua vigente entre los dos países.

La cancillería resaltó que a través de la embajada de México en el país centroamericano, se ha brindado protección y el acompañamiento más amplio posible al connacional, para asegurar el respeto de sus derechos e integridad física durante el proceso.

También se mantuvo comunicación constante con representantes de la organización Otros Mundos A.C./Amigos de la Tierra México a la que pertenece el mexicano, y con distintas organizaciones sociales a quienes se reconoce su interés y compromiso.

Recordó que se realizaron múltiples gestiones ante las autoridades hondureñas para lograr el retorno del activista, cuya fecha de regreso se desconoce.

Por otro lado, La Red Iberoamericana de Jueces (Redij) dio a conocer esta tarde que el gobierno de Honduras levantó la alerta migratoria que impedía salir del país al activista y ambientalista mexicano Gustavo Castro Soto, por lo que ya emprendió su retorno a casa con sus amigos y familiares.

El delegado de Redij, Miguel Ángel de Los Santos, un abogado chiapaneco que llevaba el caso, dijo que a casi un mes de que fuera acribillada a tiros la activista Berta Cáceres, crimen que atestiguó Gustavo Castro, por fin el gobierno centroamericano amplió las condiciones legales para que éste pudiera abandonar el país esta misma tarde del jueves.

“Se acaba por fin la ilegalidad irracional de la medida adoptada por la justicia de Honduras” dijo De los Santos Cruz al hacer pública la acción que permite a Castro Soto dejar Honduras, quien siempre se ha manifestado a favor de colaborar en todo lo necesario para que el crimen de su amigo y compañera activista sea esclarecido.

Apenas, ayer, la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), el Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo Minero (M4) y Otros Mundos Chiapas, AC, informaron que el gobierno de Honduras, la juez y la Fiscalía trataban a Gustavo Castro como delincuente, al violar todos sus derechos como testigo y como víctima y lo mantenían en permanente estado de alerta, inseguridad y vulnerabilidad judicial.

Castro Soto fue víctima de continuos interrogatorios, pasó varios días sin dormir, entre otras anomalías cometidas por la justicia hondureña.

El ambientalista mexicano dormía en la casa de la activista Berta Cáceres el día que dos sicarios la asesinaron. Castro Soto se despertó intentó intervenir, pero fue herido de bala en la oreja y una mano.

De ser víctima, Castro Soto empezó a ser tratado como presunto victimario. Pero la movilización nacional e internacional de activistas y organizaciones como la oficina de Derechos Humanos de la ONU y otras instancias internacionales lograron que el activista y ambientalista por fin hoy hiciera maletas y empezará su regreso a casa.