Hoy 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón 2015

Día-Mundial-del-Corazón

Hoy 29 de septiembre se celebra en México al igual que en otros cien países, el Día Mundial del Corazón con un conjunto de actividades físicas y de orientación médica, entre las que se cuentan controles de salud, caminatas organizadas, carreras, sesiones de gimnasia, charlas públicas, representaciones teatrales, foros científicos, exposiciones, conciertos, festivales y torneos deportivos.

Establecido en el año 2000, a iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Mundial del Corazón (WHF por sus siglas en ingles), en aras de sensibilizar a la población que las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares son la principal causa de muerte a nivel internacional, el Día Mundial del Corazón constituye por su participación uno de los actos de promoción más importantes del calendario sanitario.

Con un acento específico en el tema de la prevención a efecto de que las personas conozcan la mejor forma de reducir los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares, el Día Mundial del Corazón constituye una llamada a la acción, una invitación a todos a mantener el peso controlado, hacer ejercicio regularmente, evitar el consumo de tabaco, así como a reducir la ingesta abusiva de azucares, grasa y sal.

De acuerdo a la máxima autoridad sanitaria a nivel internacional, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo, con más de más de diecisiete millones de víctimas, lo que representa el veintinueve por ciento de las muertes globales, de donde se estima que siete punto dos por ciento de ellas corresponden cardiopatías coronarias, es decir a trastornos del corazón y vasos sanguíneos y cinco punto siete por ciento a accidentes cerebrovasculares (ACV), producidos por interrupciones del flujo sanguíneo al cerebro.

Calificadas por la propia OMS como “las más grandes asesinas del mundo” y las alteraciones de más prolongada y costosa atención, que no sólo afectan a las familias y a la sociedad al desviar sus escasos recursos a la atención médica, sino a la productividad de las naciones y especialmente a los propios afectados en su calidad de vida, las enfermedades cardiovasculares incluyen entre otras: ataque al corazón, derrame cerebral y presión arterial elevada, la cual puede provocar un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco repentino.

La evidencia empírica revela que los ataques al corazón y los accidentes cerebrovasculares son fenómenos agudos resultado de obstrucciones, como las que ocurren cuando se forma grasa en las paredes de los vasos sanguíneos, que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro, con el consecuente daño sobre los tejidos. Del mismo modo que la epidemiología apunta con un amplio grado de certeza científica hacia la dieta malsana, inactividad física y consumo tabaco, como las principales variables de riesgo de las enfermedades cardiacas y accidentes vasculares.

La conclusión es evidente: El infarto al miocardio y el accidente vascular son padecimientos que en un alto porcentaje las personas podemos evitar a través de comportamientos saludables, en donde la dieta sana, la actividad física regular y el abandono del consumo del tabaco resultan fundamentales.

Las recomendaciones de la OMS y la WHF suponen consumir abundantes frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, pescado y legumbres, y poca sal y azúcar. En el plano del ejercicio se sugieren treinta minutos diarios de actividad física para mantener el sistema cardiovascular en forma y al menos sesenta minutos en aras de mantener un peso normal. Finalmente es necesario reducir el consumo del tabaco, cualquiera sea la forma en que se consuma, lo que también redundará en la disminución de otros riesgos de salud como son el cáncer y las enfermedades pulmonares.

Adicionalmente es importante vigilar el riesgo cardiovascular mediante el examen permanente de la presión arterial y la revisión del azúcar y los lípidos en la sangre, dado que la hipertensión suele ser asintomática y causar infartos al miocardio o accidentes cardiovasculares, de la misma forma que el exceso de azúcar y el aumento del colesterol en la sangre aumentan el mismo riesgo.

El Día Mundial del Corazón, que a partir de este año y en lo sucesivo se llevará a cabo el 29 de Septiembre, en lugar del último domingo de Septiembre, buscará como estrategia comprometer a las personas a hacerse cargo de su propia salud, de manera que estas seleccionen cotidianamente las mejores opciones para el cuidado de su corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>