Huachicoleros en Puebla roban 4 pipas por semana

PUEBLA, Pue.- Cuatro pipas por semana son robadas con lujo de violencia en la ciudad de Puebla, lo que de enero a la fecha representan 110 unidades hurtadas por delincuentes que se dedican al trasiego de hidrocarburo que es extraído de manera ilícita de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la zona del triángulo rojo en el estado de Puebla, informaron integrantes de asociaciones poblanas de piperos.

Por temor a represalias, por las diversas amenazas que han recibido tras sufrir el robo de sus vehículos, aceptaron hablar pero bajo la gracias del anonimato, con la intención de pedir a las autoridades encargadas de la seguridad pública que ponga un alto a este delito que representa un fuerte quebranto económico para ellos, pues el valor de cada unidad va de los 100 mil hasta los 400 mil pesos.

Los afectados acusaron que las autoridades de la Procuraduría General de la República, delegación Puebla, no les informan sobre la recuperación de estos vehículos, por lo que quieren que les abran el corralón para poder identificar qué unidades les pertenecen y hacer los trámites correspondientes para su recuperación.

TRAS EL ROBO SIGUE EL CALVARIO

En entrevista a El Sol de Puebla, los afectados narraron el calvario que tienen que sufrir para recuperar las unidades que, dijeron, se han enterado que han sido recuperadas por la policía: “A nosotros nos sale caro recuperar una pipa robada, lo que la mayoría de las veces no está a nuestro alcance; imagínese que tenemos que pagar hasta 50 mil pesos, entre “mordidas” y los trámites para que una unidad regrese a su destino y poder continuar laborando; por eso solamente de las más de 100 pipas robadas, únicamente hemos podido recuperar unas cuatro”, detallaron los declarantes.

USAN PARA EL HUACHICOL LAS UNIDADES ROBADAS

El modus operandi para robar pipas normalmente es el mismo: llaman para pedirles un servicio, los citan en cierto punto de la ciudad y cuando llegan, ya los están esperando de tres a cuatro sujetos, en muchas ocasiones armados.

Los agraviados están totalmente seguros que todas sus unidades han sido robadas por bandas dedicadas al robo de hidrocarburo, porque ante la falta de atención de las autoridades policíacas, por iniciativa propia ellos mismos optaron por colocarles a sus vehículos sistema de GPS y en los casos que las han rastreado, en dos ocasiones llegaron directamente a tomas clandestinas, una por ejemplo en Texmelucan y otra entre en la colonia Del Valle, en la junta auxiliar de Xonacatepec; sin embargo, ante la llegada de policías a dichos sitio, los uniformados propiamente los corrieron so pretexto de que ellos se encargarían y es la fecha en que no han podido recuperar sus pipas.

PIDEN QUE LES ABRAN LOS CORRALONES

Ante incontrolable ola de robos de pipas, los afectados piden a las autoridades correspondientes que los ayude con mayor seguridad, pero también les den las facilidades para poder recuperar sus vehículos, pues además de que nadie les informa al respecto –no les permiten ingresar a los corralones-, pues en los pocos casos que han podido saber que hay alguna unidad de ellos en dichos lugares, tienen que pagar desde la “mordida”, arrastre de grúa, piso y otros costos, resultando un gasto muy alto para recuperar sus vehículos, pese a que son ellos las víctimas y consideran que no deberían gastar ni un solo peso.

Cabe señalar que ni las propias autoridades se salvan de la delincuencia pues el pasado lunes una pipa del penal de San Miguel, fue robada sobre la calzada Zaragoza, a manos de unos tripulantes de una Suburban blanca; al chofer lo maniataron y finalmente lo abandonaron sobre el Periférico a la altura de Flor del Bosque.

TESTIMONIOS

Entrevistados por El Sol de Puebla, uno de los afectados que en carne propia ha vivido dos atracos donde fue agredido, reveló que además de que estuvo al borde de la muerte, quedaron secuelas físicas y sicológicas, pudo haber quedado en la ruina pero afortunadamente el gremio lo apoyó y poco a poco va saliendo adelante.

Al hombre de 60 años, el año pasado le robaron su pipa con valor superior a los 100 mil pesos, pero aparte del hurto, los delincuentes lo ataron de pies y manos y lo dejaron abandonado entre la maleza a orillas del Anillo Periférico por la zona entre Flor del Bosque y el Fraccionamiento Haras.

Ahí de milagro permaneció dos días hasta que una persona lo descubrió, pidió el auxilio y finalmente lo rescataron. Estuvo un mes internado en un hospital y duró un año su recuperación; le quedó fracturada la muñeca izquierda.

Entre los compañeros de las seis asociaciones de piperos que existen en el estado, lo apoyaron y el sexagenario pudo reconstruir una pipa que tenía desarmada y ponerla a funcionar; desgraciadamente este año volvió a ser blanco de la delincuencia y se la robaron.

Los dos casos más recientes ocurrieron uno en Zavaleta y otro por la zona de la China Poblana. En ambos casos, las pipas fueron localizadas vía GPS; la primera apareció en un predio en San Martín Texmelucan y a pesar de eso, los uniformados corrieron al propietario de la unidad y otros piperos que lo acompañaban.

En el segundo caso, el chofer fue maniatado y arrojado a un túnel en la junta auxiliar de Santa María Xonacatepec, el cual conduce a una toma clandestina a unos 400 metros y que es precisamente donde también vía GPS, se pudo ubicar que ahí estaba la pipa que le habían robado momentos antes. Al dar parte a las autoridades policíacas, también los corrieron.

SI LOS APOYAMOS, TAMBIÉN QUE NOS APOYEN

Finalmente, representantes de las seis agrupaciones que albergan a unos 300 piperos en Puebla pidieron al gobierno del Estado que los apoyen para brindarles mayor seguridad, que les brinden las facilidades para poder identificar y recuperar sus vehículos que llegan a ser localizados y llevados a corralones oficiales.

“Si nosotros apoyamos al gobierno, que él también nos apoye; como lo hicimos por ejemplo en el incendio tan fuerte que ocurrió en San Jerónimo Caleras (el pasado 18 de marzo, que duró tres días), en los que se requirieron cientos de pipas de agua; pues así ahora queremos que pongan los ojos en nosotros, por bien de nuestras familias. Pedimos incluso que hagan operativos de revisión a cada pipa que vean circular, para verificar que sea el trabajador y no un delincuente el chofer; que se transporte agua y no hidrocarburo”, puntualizaron.