Impone EU medidas de seguridad aérea para 105 países

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, anunció este miércoles 28 de junio la puesta en vigor de nuevas medidas de seguridad aérea “visibles y no visibles” que se aplicarán a 105 países, 180 aerolíneas, 280 aeropuertos extranjeros, dos mil 100 vuelos y 325 mil pasajeros diariamente.

Las medidas incluyen un control reforzado de los dispositivos electrónicos, nuevos protocolos de seguridad alrededor de las aeronaves, despliegue de tecnologías avanzadas, uso de revisiones caninas y zonas de preacreditación adicionales.

“Estas medidas extras de seguridad ayudarán a proteger todos los vuelos comerciales que salen de 280 aeropuertos que sirven como último punto de partida hacia Estados Unidos”, precisó el Departamento de Seguridad Interna (DHS).

La notificación del DHS no divulgó un desglose de los países, aerolíneas o aeropuertos incluidos, pero se asume que son todos aquellos que tienen vuelos comerciales hacia Estados Unidos.

Funcionarios estadounidenses expresaron su expectativa de que casi la totalidad de líneas aéreas cumplan con las nuevas medidas, y advirtieron que, de lo contrario, Estados Unidos podría empezar a prohibir volar con aparatos electrónicos más grandes que un teléfono celular.

Estados Unidos prohibió en marzo de 2017 el uso de computadoras portátiles en vuelos a los Estados Unidos provenientes de 10 aeropuertos en ocho países, entre ellos Egipto, Arabia Saudita, Kuwait, Qatar y Turquía, para hacer frente a los temores de que las bombas podrían ocultarse en dispositivos electrónicos a bordo del avión.

“Es hora de que elevemos la línea de referencia de seguridad aérea. No podemos jugar con cada nueva amenaza”, señaló John Kelly.

El funcionario dijo que los terroristas están continuamente buscando maneras de burlar la seguridad a través de nuevos métodos para disimular explosivos, reclutando personal de las terminales aéreas o secuestrando aeronaves.

El DHS señaló que a lo largo de las próximas semanas o meses trabajará con gobiernos y aerolíneas para asegurarse que las medidas sean implementadas. “Las partes interesadas que no adopten estos requerimientos bajo ciertos calendarios corren el riesgo de que les impongan restricciones de seguridad adicionales”, advirtió.