Joven se queda dormido al aire libre y oso le muerde la cabeza

Funcionarios de vida silvestre buscan a un oso negro que atacó a un miembro del personal de un campamento, al que mordió en la cabeza mientras dormía al aire libre.

La portavoz del departamento de Parques y Vida Silvestre de Colorado, Jennifer Churchill, dijo que el joven de 19 años despertó alrededor de las 4 a.m. del domingo “por el crujido” de su cabeza dentro de la boca del oso, que intentó sacarlo de su bolsa de dormir.

Churchill relató que el joven golpeó al animal, mientras que otros miembros del personal de Glacier View Ranch, a 77 kilómetros (48 millas) al noroeste de Denver, gritaron y espantaron al oso, que huyó.

La víctima recibió atención en un hospital local y fue dado de alta.

Generalmente, los osos negros no son agresivos, pero recientemente atacaron a una mujer en un popular sendero de Idaho, y mataron a dos personas en Alaska.