Las marchas de los maestros… ¿Buenas o malas?

Por: Felipe Pérez

Hablar sobre el tema del magisterio en Chiapas es un tema muy difícil, contradictorio y polémico, ya que un movimiento de este tipo posee situaciones que pueden rescatarse así como muchas otras que deberían de erradicarse.

Un movimiento pacífico es bien recibido, significa que el pueblo está despertando y lucha por nuestros derechos, y eso está bien, todo esto siempre y cuando nos afectemos a se afecten a terceros. ¿A qué me refiero? De todos los afectados, de los comerciantes, de todos aquellos que tienen un negocio, de aquellos que son empleados y que día a día trabajan de sol a sol para ganarse la vida.

¿Cuánto pierde un negocio durante un día por una manifestación? Estos negocios pierden desde 500 a 10,000 pesos; ¿Cuándo recuperan ésta pérdida? La respuesta es NUNCA.

Que los maestros se manifiesten, que luchen por sus derechos, pero que lo hagan de una manera ordenada, pacífica y sin afectar a nadie, si seguimos afectando a los alumnos al dejarlos sin clases, nuestra educación jamás cambiará, porque un día perdido de clases es muy valioso, si bien sabemos que nuestro sistema educativo está pésimo, ahora imagínate perder un día clases, cosas que durante el año se pierden más clases.

Maestros ¿Por qué no hacer una marcha el día sábado o domingo? Ya que ese día no tienen clases y así no afectan la educación de los alumnos de México.

Cito unas palabras del maestro Enrique Cuellar García:

Manifestación pacífica, dicen los maestros. Sin embargo, es una manifestación que violenta nuestro derecho a ir al trabajo, a trasladarnos a la escuela, a movilizarnos como lo exige la vida cotidiana. Si yo me manifiesto pacíficamente afuera de la casa de uno de esos profesores y le obstruyo la puerta de su casa, es una manifestación violenta, a todas luces. Si hubieran permitido la circulación vehicular y hubieran marchado por la banqueta, podrían hablar de “manifestación pacífica”. De otra forma es indudablemente violenta.

Es lógico que nos afecta a todos, porque por una marcha implica que empleados lleguen tarde o simplemente no llegan,  en muchos de los casos el empresario no tiene un corazón noble para pasarle o perdonar la falta y por lo consiguiente se la plica una sanción (Descuento).

Como lo dije anteriormente, el tema es muy polémico, los maestros dicen que: “Marchar y luchar por sus derechos, es también una enseñanza para los niños, jóvenes, etc.”, pero la mayoría de las veces caen en el vandalismo y eso no es una buena enseñanza para los estudiantes.

Respeto a los maestros, porque fui educado por ellos, entre ellos tuve malos y buenos maestros, y reconozco que no todo el magisterio está mal, pero si aseguro que más del 50 % de ellos están mal en su forma de enseñar, ya que muchas veces los que están frente a las aulas no tiene ni las más remota idea de que van a enseñar a su alumnos.

Es típico de los maestros que dicen: Saquen su libro “X” en la página “X” y lean, luego me hacen un resumen. Me pregunto ¿A quién no le pasó?

Maestros quienes llegan en sus centros de trabajo el día lunes y viernes por la mañana están saliendo de su centro de trabajo.

Así de triste está nuestro sistema educativo, no solo en Chiapas, en todo el país, quienes los docentes más actualizados están en las escuelas de las capitales o ciudad más importante, pero nos olvidamos de las comunidades, tanto el gobierno como los docentes se olvidan de la importancia de apoyar y educar en las comunidades rurales.

La educación rural es la que se le debe dar mayor importancia para que nuestro país tenga en crecimiento y desarrollo que realmente queremos.

Nuestras comunidades rurales son fundamentales para que México crezca de la forma que hemos soñado, así como el campo es la base principal para nuestra vida, así también su educaciones de estos lugares aislados y olvidados por el gobierno y docentes.