Llamar al 911 fue el error más grande de su vida

Al percibir una situación de riesgo en la zona de su hogar, una instructora de yoga hizo el llamado a las autoridades policiacas de Minneapolis, para denunciar un posible robo, sin imaginar que ese llamado sería el fin de su existencia, ya que uno de los policías que acudió al lugar le disparó por causas aún desconocidas.

Justine Damond, de 40 años de edad y de nacionalidad australiana decidió hacer el llamado a las autoridades a través del 911, para denunciar un posible robo que se registró el sábado a media noche en un callejón cercano a su vivienda.

Al observar que los policías llegaron al lugar, Justine salió en pijama de su domicilio y se acercó a la patrulla para notificar a los agentes del percance sucedido. Pero de manera extraña el elemento que iba en el asiento del copiloto le disparó a la mujer causándole la muerte de manera inmediata.

El cuerpo de Damond quedó en el lugar. En la escena del crimen no se encontró ningún arma de fuego que reflejará que la mujer intentó agredir a los agentes, las autoridades hasta el momento no han brindado una información clara de lo sucedido.

911-1

Las autoridades informaron a través de un comunicado que un oficial disparó su arma, impactando fatalmente en una mujer y que de este asesinato no se cuenta con imágenes que permitan saber lo que sucedió, ya que las cámaras de la patrulla se encontraban apagadas, por lo que las autoridades de Minneapolis, ya realizan las investigaciones.

“Básicamente, mi mamá está muerta porque un policía le disparó por razones que desconozco. Estoy harto de esta violencia, ella era una mujer apasionada, esto debe parar”, lamentó Zach Damond, hijastro de la víctima.

911-2

Zach denunció que la policía no ha brindado ningún tipo de información a la familia y han evadido brindar respuestas de lo sucedido en el homicidio de su familiar.