Los maestros vs el gobierno

Guerrero, Chiapas, Oaxaca y Michoacán en estos estados los maestros que pertenecen a la CNTE ha afectado en gran medida la economía, el turismo y por su puestos el bienestar de las familias, ya que han vuelto de cada lugar donde si instalan una terreno de terror.

El gobierno federal por su parte, ha actuado con la fuerza bruta, es decir con los policías, hecho que ha desencadenado una ola de violencia entre docentes y policías, teniendo como consecuencias a muchos heridos e incluso muertes.

¿Quién tiene la razón?

Es cierto que las reformas recién aprobadas por nuestros flamantes senadores y diputados no han sido las mejores, ya que algunas nos benefician en cierta parte y otras no joden.

Pero hoy quiero hablar de la REFORMA EDUCATIVA

¿En verdad es una reforma educativa?

En partes si y no, ¿por qué? Porque una reforma educativa debe buscar mejores mecanismos para mejorar la calidad de enseñanza de las y los alumnos y dicha reforma parece más una reforma laboral.

¿A que le tienen miedo los maestros de la CNTE?

Estos docentes le tienen miedo a la nueva reforma, por el simple hecho que no quieren ser evaluados  porque un aproximado del 60% saben que no lo aprobarán, ya que un gran porcentaje de los maestros que están frente a grupo no saben, no tiene el conocimiento suficiente para brindar una enseñanza de calidad. Para ello cito una frase del empresario mexicano de origen japonés Carlos Kasuga Osaka que dice lo siguiente:

Quien cumple con sus obligaciones y da más de lo que debe, convierte su mundo un paraíso, el que solo pide y solo exige convierte su mundo en un infierno.

Estos maestros solo piden y solo exigen, exigen aumento de sueldo, pero no quieren trabajar más, piden no ser evaluados, pero no buscan seguir estudiando para seguir enriqueciendo sus conocimientos.

Es así como nuestros flamantes maestros quieren seguir viviendo, con privilegios que gobiernos anteriores les otorgó, cabe mencionar que son los que más vacaciones tiene al año, quienes menos horas trabajan, quienes muchos no cumplen su jornada laboral, ya que cuando llaga quincena, desde un día antes están en sus hogares, hay acepciones, también debemos resaltar que hay maestros muy comprometidos con la educación de las y los mexicanos.