Los normalistas: ¿Culpables o Inocentes?

Por: Redacción

Hace unos días fuimos testigos de los actos que cometieron los normalistas en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, donde alumnos tomaron autobuses secuestrados y con el objetivo de vandalizar, así mismo saquearon oxxos y detuvieron camiones de distintas empresas para vaciarlo.

Estos actos son reprobables, nada justifica la violencia en la ciudad.

Nuestro reconocimiento a las autoridades por hacer un buen trabajo al detener la violencia que se había generado.

La pregunta obligatoria, los normalistas ¿Culpables o Inocentes?

Sin duda un alumno su lugar donde le corresponde es dentro del aula y no en las calles, a la conclusión llegamos que si son culpables de vandalismo, secuestro de camiones, etc.

No se puede defender o apoyar un movimiento estudiantil donde el principal objetivo es dañar, alumnos que se ven que son profesionales en cometer actos de pandillerismo, ya que se les detectó bombas molotov, mercancía robada y pintas de calles.

Estuvo muy bien que fueron detenidos, lamentable es que no estuvieron ni las 24 horas, ¿Por qué lamentable? Estos alumnos ha visto que salen de la manera muy fácil de cada delito cometido, de esta manera no tardarán en volver a las calles y cometer los mismos y peores delitos, bajo el escudo de “soy alumno”.

Nuestra educación no solo en Chiapas sino en el país entero está muy mal, nuestro sistema educativo cada día está peor, esto es por falta de interés de las autoridades (Gobierno) y así mismo del titular de la secretaria de educación, a todo esto se forma una cadena de desinterés que va a los maestros hasta los alumnos, cabe mencionar que los maestros son ellos quienes enseñan la violencia en los movimientos.

Así mismo el interés de los alumnos en aprender cada vez es menos, esto conlleva a que cada día las nuevas generaciones en la sociedad sean menos educadas, que no tengan valores, que no respeten a la patria.

Para lograr un cambio positivo debe comenzar desde arriba, la cabeza principal que es el gobierno de la república, estructurar mecanismos de aprendizaje y sobre todo el cambio verdadero en el sistema educativo en México.

Los actos vandálicos que sucedió en la capital de Chiapas está cada vez es más continua, no solo eso, si sumamos a las marchas y bloqueos del magisterio y las organizaciones, es ahí donde nos damos cuenta que necesitamos mayor participación dela ciudadanía para lograr el Chiapas que queremos en un futuro no muy lejano.