“Luis Miguel es un hombre generoso”: Diego Boneta

Desde muy temprano, algunos niños se formaron sobre la calle Río Danubio, la razón era entrar a un casting en el que mostraron sus aptitudes para encarnar a Luis Miguel durante su infancia en la serie que Gato Grande MGM prepara sobre su vida.

El actor Diego Boneta también quiso ver las pruebas de los pequeños que sorpresivamente, hasta entrada la tarde, no fueron más de 100.

La presencia de Boneta obedece a que él será Luis Miguel en su etapa adulta. Su compromiso es total, porque conoció al intérprete de “Palabra de honor” el pasado 18 de mayo en la casa de la productora hiberno-británica Roma Downey (Ben-Hur). Para Diego es un honor convertirse en la pantalla en uno de los intérpretes más conocidos y reconocidos de México.

“Fue padrísimo conocerlo (a Luis Miguel), pasar tiempo con él fue increíble. Lo más importante de todo esto es sacar este lado humano que poca gente conoce. Es una persona sumamente generosa, con gran talento y una presencia única.

“Es un honor grandísimo (darle vida), es un reto importante. Creo que la clave de esto (protagonizar la biopic) es preparación, disciplina, estudiarle y aprovechar todo este tiempo antes de empezar (a filmar) para analizarlo lo más posible, en temas vocales y actorales”, aseguró Boneta a su llegada al hotel donde se realizaron las audiciones.

El también cantante no tuvo una tarea fácil. Al menos dos de los niños que respondieron al llamado tenían un tremendo parecido a Luismi. La dupla llegó por separado, ya entrada la tarde, y causaron revuelo. “¡Es igualito a El Sol!”, dijo una transeúnte que al pasar vio a Steve Rosales de 13 años.

El chico viajó desde Houston, Texas, para buscar una oportunidad de unirse al serial. Llegó vestido todo de dorado y con botas de caña alta café. Pero esta no es la primera vez que busca encarnar a Luis Miguel. Hizo pruebas  para la versión que prepara el productor Pedro Torres para Univision.

“Cuando llegamos a México fui al casting, me pidieron que cantara y me hicieron unas preguntas sobre mí”, contó Steve, quien no tuvo reparo en compartir que admira a Luis Miguel por su forma de cantar, “es fabuloso”. Mostró que ya domina la características expresiones como el apuntar al aire sosteniendo el micrófono, pasar su mano por el pelo e incluso el típico “¡Gracias, México, gracias!”.

Otra de las grandes sorpresas la dio Carlos Morett Ledezma, español, pero como radica en nuestro país casi no se nota su natural acento. El chico es hijo del director mexicano del mismo nombre y que está detrás del filme Cíclope. El chico decidió probar suerte y formarse, como cualquiera, para realizar las pruebas.

“Lo que más admiro de Luis Miguel es que de bien pequeñito hizo música, fue creciendo y se volvió más famoso cada vez. Ahora que ya es adulto sigue cantando. Es alguien que todo México conoce”, expresa Morett.

Cada niño, incluso una niña que emocionada comentó que no tenía duda en ser la ideal para dar vida a Luismi, se preparó viendo videos de conciertos de El Sol y aprendiéndose las cuatro canciones que solicitaron los organizadores: “1+1= 2 enamorados”, “Directo al corazón”, “Decídete” y “No me puedes dejar así”.

Santino, hijo de Grettell Valdez y Patricio Borghetti también quiso “divertirse” y aunque se sintió un poco mal, porque le gritaron “tienes voz de niña”, salió muy contento de su prueba.

BÚSQUEDA MUNDIAL

De acuerdo a Carla Gómez, directora de desarrollo de la productora Gato Grande, Luis Miguel verá a los preseleccionados de estas audiciones.

En el casting se les pedía a los chicos realizar una escena “fuerte”, como la definió Iker Marcus Soberanes Gratwick, de 11 años, que incluso lo hizo llorar.

Gato Grande–MGM contempla la posibilidad de realizar audiciones digitales por todo el mundo, en las que también evaluarán otros detalles como el carisma, seguridad, voz e improvisación.