Lunes negro en el centro de Sinaloa; siete muertos

  • Cuatro de los ejecutados fueron por la maxipista Culiacán-Mazatlán

CUATRO EJECUTADOS EN ELOTA

Cubiertos con bolsas de plástico y envueltos con mecate color blanco fueron encontrados los cuerpos de cuatro hombres. Los cadáveres estaban cerca del puente Rosendo Nieblas, ubicado en el kilómetro 75 de la maxipista, tramo perteneciente al municipio de Elota.

El hallazgo

Fueron elementos de la Policía Militar quienes se encontraban realizando recorridos por el poblado conocido como Rosendo Nieblas, cuando a unos metros de la maxipista Culiacán-Mazatlán se percataron de unas bolsas en un terreno baldío y enmontado, por lo que procedieron a revisar, encontrando los cuerpos sin vida de cuatro personas.

Alertaron a las autoridades sobre el hallazgo, y de inmediato la zona fue sitiada por las diferentes corporaciones policiales, quienes impedían el pase de carros por el sector.

Según el reporte de las autoridades, los cuerpos fueron tirados en el lugar alrededor de las 13:30 horas. La escena del crimen era sobre un camino de terracería ubicado a 100 metros de la maxipista a mano derecha yendo de Culiacán a Mazatlán.

Los cuerpos se encontraban encimados unos sobre otros y solamente se pudieron observar características de uno de los fallecidos, mientras que los otros fueron recogidos en las bolsas en las que se encontraban tirados, por lo que no se pudieron ver. El occiso que estaba un poco descubierto era de tez morena y de aproximadamente 30 años de edad; vestía pantalón de mezclilla, portaba ropa interior color azul con rayas rojas, playera de resaque de color blanco y camisa tipo polo color azul marino con rayas verdes, además de que se le apreciaba barba y rastros de sangre junto a ella.

Al lugar acudieron peritos de la Fiscalía, quienes realizaron las investigaciones de campo. Los cuerpos fueron retirados de la zona y llevados a las instalaciones del Servicio Médico Forense de la ciudad de Mazatlán para ser identificados por sus familiares, ya que al cierre de esta edición se encontraban en calidad de desconocidos.

‘Levantones’

El pasado lunes por la tarde, en el municipio de Elota se registró un enfrentamiento entre delincuentes y fuerzas federales.

Horas más tarde de forma extraoficial se dijo que en comunidades cercanas donde se encontraron los cuerpos se registraron “levantones”, por lo que se presume que las víctimas podrían ser de dicha zona.

ABANDONAN CUERPOS EN CULIACÁN

Los cuerpos de dos hombres asesinados se localizaron en distintos hechos de esta ciudad capital.

Uno de ellos fue arrojado afuera de un kínder en la colonia Zapata y el otro a la orilla de una carretera en el fraccionamiento Finisterra.

El primero            

El primer cuerpo fue encontrado a las 07:30 horas de ayer afuera del plantel educativo. De acuerdo con información proporcionada por las autoridades, por la avenida Antonio Nakayama y calle Enrique González Ramírez estaba tirado un hombre envuelto en una sabana café y estaba bien encintado.

El sitio quedó bajo custodia policial a la espera de peritos. Estos al llegar realizaron el trabajo correspondiente.

No se confirmó si el cadáver presentaba heridas de bala, solo se le apreciaba sangre en la cabeza.

El segundo

A través de una llamada al 911, una persona sin dar sus generales reportó que a la orilla de la calle Graciano Sánchez, entre las avenidas Alfonso Cabrera y Salvador Elizondo en Finisterra había alcanzado a ver un pie y un brazo que sobresalían de una colchoneta. Describió la zona en donde estaba un basurero, al cual, momentos más tarde, llegaron policías municipales y al confirmar el reporte acordonaron rápidamente el lugar.

Los vecinos no dijeron haber escuchado detonaciones de arma de fuego por lo que pudo haber sido asesinado en otro sitio. El lugar estaba sucio, se observaron diversos objetos, entre ellos troncos de arboles, ramas secas, hasta pedazos de televisores.

Los uniformados dieron fe a las autoridades correspondientes. Tiempo después llegó personal de la Fiscalía, quienes tras varios minutos de revisar el área destaparon el cuerpo. Ahí se dieron cuenta de que era de tez morena, delgado, y de aproximadamente 1.75 de estatura y que aparentaba cerca de 25 años.

Los pies los tenía arriba de una silla quebrada y salieron a relucir unas pulseras que traía en sus muñequeras. Además, a un costado de él había una mochila de mujer, pero nos se confirmó si le pertenecía.

El trabajo pericial se llevó a cabo a plenos rayos del sol por lo que al culminar con las labores de campo el cuerpo terminó en el anfiteatro.

Hasta el cierre de la presente edición se desconocía la identidad de las víctimas, o bien las autoridades no lo habían dado a conocer.