Memo Ochoa vive una de sus peores etapas en el fútbol europeo

En la Selección Mexicana está prácticamente borrado después de los siete cañonazos que le endilgó Chile. En su equipo, el Granada, está a punto de correr la misma suerte, pues recibió igual cantidad de goles cortesía del Atlético de Madrid. Se trata de Memo Ochoa, quien lleva 23 tantos en esta campaña de la Liga Española y es el portero más goleado, con un promedio de casi tres por encuentro. Hasta el momento, el técnico Lucas Alcaraz lo ha mantenido bajo los tres palos, pero… El próximo encuentro del Granada, último de la tabla, es ante el Sporting, también colero. Pero en la jornada 10, cuando Granada visite al Barcelona, el 29 de octubre… ¿Se arriesgará el timonel a incluirlo en el 11 inicial? Ya con Messi recuperado y Suárez afilando la dentadura…

crop_w0_h0_dep20161016_05_03_otragoliza-03-focus-min0-12-min0-09-628-524

La Volpe se queda sin lavolpistas

Las declaraciones de Miguel Herrera, en torno a que no es alumno de Ricardo Antonio La Volpe, sólo son el reflejo del resentimiento que tienen hacia él muchos de los entrenadores en los que influyó. Nos cuentan que la personalidad del “Bigotón”, quien se caracteriza por ser poco amable con la gente, ya le ha cobrado factura con quienes solían considerarse lavolpistas. Ricardo ya se habla poco con ese grupo de entrenadores, que siempre lo reconocerán como gran influencia en su trabajo, pero no su amigo, alguien a quien invitar a un asado. Máxime si se niega a saludarlos antes de comenzar un partido, por superstición a la derrota. Por lo menos en el cotejo ante Xolos le salió, pues rehusó estrechar manos con Herrera y América ganó.

Cristante, un rockstar en Toluca

Hace bastante tiempo que un técnico no era tan querido por la gente de Toluca como lo es Hernán Cristante. El argentino, portero histórico de los Diablos en los 90 y 2000, no puede dar dos pasos sin que alguien le pida un autógrafo, una foto o lo felicite por el buen torneo que ha hecho al frente de los escarlatas, que están en zona de Liguilla, en sexto lugar, con 20 unidades. Cristante se sabe querido, quizá hasta más que en su época de futbolista, por lo que camina despacio a la salida para actuar como todo un rockstar, tomándose selfies, saludando, hasta que la gente se arremolina tanto que tiene que salir corriendo para subirse a su auto. Eso fue justamente lo que le pasó este domingo, en la victoria de sus Choriceros ante los Pumas.