Encuentran muertos a maestra y alumno plagiados en Veracruz

Ocho personas murieron durante el fin de semana en Veracruz, entre ellos un niño y una maestra que semanas antes habían sido plagiados.

Las ejecuciones presuntamente vinculadas con el crimen organizado en Veracruz, crecieron durante el primer trimestre del año un 206.34%, comparado con el mismo periodo de 2016.

Es decir, hasta ahora, con el gobierno del panista Miguel Ángel Yunes Linares, la violencia ha crecido drásticamente, a pesar  de la presencia de la Policía Militar y la Gendarmería Nacional.

Las cifras recientes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) revelan que en Veracruz entre enero y marzo, ocurrieron 193 homicidios dolosos con armas de fuego –ejecuciones-.

En este año, durante enero se reportaron 50 ejecuciones, febrero 58 y marzo 85, mientras que en el 2016, hubo 27, 17 y 19, respectivamente.

Durante este fin de semana, fueron ocho crímenes, dos de los cuales generaron una gran consternación ciudadana.

Se trata de hecho ocurridos en el municipio de Tantoyuca, en el norte del estado, donde aparecieron muertos, la maestra Yaru Misuri “N”  de 35 años de edad y el niño de seis años de edad, Luis Ángel “N”, los cuales habían sido privados de la libertad el pasado 7 de abril.

La madrugada del domingo, aparecieron los cuerpos de tres personas en calles de la colonia Carranza del municipio de Boca del Río, el bastión político del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Dos de las víctimas estaban semi desnudos y la tercera embolsada. Todos presentaban evidentes huellas de tortura.

En tanto, la mañana del sábado, en el municipio petrolero de Minatitlán fueron arrojados en un camino vecinal los cuerpos de dos jóvenes, los cuales presentaban huellas de tortura y se encontraban maniatados. Al lado de las víctimas fue dejado un mensaje.

También el sábado, un comando armado atacó y asesinó a un hombre en el interior del bar denominado “Las Palmas”,  del municipio de Papantla.