No vengan a EU, advierte Kelly a migrantes

El secretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, John Kelly, advirtió que en su país se acabó la era de aplicación laxa de la ley migratoria, por lo que pidió a los migrantes no intentar viajar a la Unión Americana.

En el marco de la Conferencia Regional sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica, que tuvo lugar en Miami y que encabezaron los gobiernos de EU y México, John Kelly puntualizó que no existen los tiempos en que las fronteras no eran vigiladas.

“El mensaje que tiene que salir de esta conferencia es que por favor no inicien ese viaje peligroso, porque ya pasó el tiempo en que las fronteras de Estados Unidos no estaban vigiladas. Ahora lo que queremos es que el mensaje que salga de aquí es ofrecerles a todos esos pueblos la opción de permanecer en sus países y que se les generen oportunidades”, señaló.

Desde las instalaciones del Comando Sur, en donde se llevó a cabo el último día de la conferencia, el funcionario estadounidense indicó que su país está dispuesto a ayudar para crear oportunidades laborales en Centroamérica y con ello evitar el flujo migratorio.

Destacó que junto con México, Estados Unidos tiene interés en preservar la seguridad en Centroamérica, sobre todo en lo que se refiere a preservar las fronteras, combate a organizaciones criminales, al tráfico de drogas.

“La seguridad y la prosperidad”, mencionó, “van de la mano, no se puede hacer lo uno sin lo otro”.

Reconoció que los problemas de Centroamérica tienen que ver con la demanda y consumo de drogas que se genera en la Unión Americana y que provoca violencia que concluye en la muerte de militares, sociedad civil e incluso periodistas.

“Los problemas de los países centroamericanos están relacionados con la demanda estadounidense de drogas, que causa violencia devastadora en el sur, con la pérdida de militares en México, así como periodistas y otras personas”, expuso.

La sobredosis de drogas, además, es la principal causa de muerte de personas menores de 50 años en EU.

Añadió que como consecuencia de esa violencia las familias centroamericanas envían a sus hijos a Estados Unidos, expuestos a peligros, especialmente de grupos criminales.

Con la presencia de los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales; Honduras, Juan Hernández, y el vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz, el funcionario estadounidense puso de ejemplo a Colombia al que llamó país milagro, porque luego de 50 años de conflicto armado interno, logró un proceso de paz.

“Hace cinco años (Guatemala, Honduras, El Salvador) eran los países más peligrosos del planeta, con las tasas más altas de violencia, pero ahora han hecho un progreso y han disminuido la violencia, en algunos casos en 40% y al menos en un mínimo de 20%”, apuntó.

Por su parte, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, llamó a actuar con urgencia ante los desafíos que implican un riesgo para la prosperidad de la región denominada como el Triángulo del Norte.

“Debemos de actuar con mayor prontitud y eficacia para lograr resultados de fondo y que persistan en el largo plazo, pero sobre todo que debemos de hacerlo de forma integral y desde una perspectiva regional”, mencionó en un mensaje al concluir la conferencia.

Las amenazas a la seguridad de las naciones aliadas, subrayó, son riesgos al resguardo propio.

La conferencia se realizó jueves y viernes. El jueves pasado la encabezaron el titular del Departamento de Estado, Rex Tillerson, y el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray.

Ayer, por tratarse de seguridad, el encuentro lo encabezaron John Kelly y Osorio Chong.

Participaron representantes de Canadá, Belice, Colombia, Costa Rica, Panamá y Nicaragua, entre otros.

OEA. Por otro lado, la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores para discutir sobre la crisis en Venezuela se reanudará el 19 de junio próximo en Cancún, Quintana Roo.

A esta cita no asistirá el secretario del Departamento de Estado estadounidense, Rex Tillerson, quien canceló su viaje a Cancún, para atender desde Washington temas relacionados con el Medio Oriente. Su lugar será ocupado por el subsecretario de Estado, John S. Sullivan.

La Reunión de Consulta sobre la crisis en Venezuela será previo a la inauguración de la 47 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos.

Los cancilleres reanudarán la sesión que se suspendió el pasado 31 de mayo en Washington, luego de que no se llegó a un acuerdo sobre los dos proyectos de declaración planteados: uno que presentaron México, EU, Perú, Canadá y Panamá, en donde se pide al Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, desistir de su convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, por considerarlo inconveniente para superar la crisis política. Además pide a Maduro que libere a los presos políticos, elabore un calendario electoral y acepte asistencia humanitaria internacional.