Obligan a Aurrerá a respetar ‘ofertas’: Venden pantallas de televisión en 64 pesos

Más de una decena de consumidores presentó diversas denuncias ante la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor (Profeco) luego de que la empresa Aurrera no les respetó el precio exhibido en pantallas planas de 42 pulgadas a un costo de 64 pesos con 50 centavos cada una. El hecho se suscitó el pasado domingo en la tienda situada en la unidad habitacional Kalá.

El delegado de la dependencia, Rafael Montero Romero, precisó que procede la queja de los consumidores contra la tienda Aurrera Kalá, pues todo parece indicar que se trató de una mala planeación publicitaria.

Explicó que al escribirse con letras grandes el número 64 y con pequeños guarismos el 50, aunque no se tenga el punto entre ambas cantidades, por el simple hecho de hacerlo de este modo, de acuerdo a lo consultado, mediante despachos especializados que dan asesoría a la Profeco, el precio de cada artículo es de 64 pesos con 50 centavos.

Una de las consumidoras explicó que el precio estaba a la vista y que luego de ir a caja a pagar su plasma, la cajera le comunicó que ese no era su costo. Sin embargo, solicitó hablar con el gerente quien nunca dio la cara luego de cuatro horas de espera.

Ante la negativa de reconocerles el precio, otros consumidores decidieron acudir a la Profeco, por lo que alrededor de las 12 horas ya habían presentado su queja siete civiles.

El delegado de la dependencia adelantó que la Profeco pugnará porque se respete el precio exhibido de cada pantalla, pero dijo que antes de la entrega deberán llevarse a cabo tres audiencias de conciliación.

Precisó que si la cadena comercial se niega a reconocer el precio de 64 pesos con 50 centavos podría hacerse acreedora a una multa de 300 mil pesos por cada aparato.

Segunda ocasión que ocurre

Por segunda ocasión esta tienda incurre en el mismo hecho en lo que va del año. La primera ocasión se trató de una sola pantalla, la cual fue vendida en 60 centavos. En dicho evento, la tienda no protestó y accedió a respetar la oferta exhibida.