Para sobrevivir esta bebé tuvo que nacer dos veces

nace-dos-veces

Desde su formación, a Lynlee se le detectó un tumor vertebral, por lo que se le tuvo que realizar una cirugía fuera de lo común.

Como en alguna ocasión mostró la famosa serie de televisión Dr. House, los bebés pueden nacer dos veces. En este caso, en Texas, donde a Margaret Hawkins Boemer, la madre, embarazada de 16 semanas, se le detectó en un control rutinario que su hija Lynlee tenía un tumor en la columna vertebral. La masa estaba desviando la sangre del feto, lo que aumentaba las posibilidades de un fallo cardíaco. El teratoma sacrococcígeo es un tumor raro, cuya causa se desconoce pero que afecta cuatro veces más a las niñas que a los niños.

La recomendación de todos los médicos fue que abortara. De todos los facultativos menos uno, que respaldó la decisión de los padres de salvar al feto. La mujer ya había perdido, en este mismo embarazo gemelar, a la hermana de Lynlee.

Cuando realizaron la operación, los médicos descubrieron que el tamaño del quiste era casi el mismo que el de la pequeña Lynlee, a quien le habían dado un 50 por ciento de posibilidades de sobrevivir. Una vez quitado gran parte del tumor, la bebé fue devuelta al útero de su madre.

Afortunadamente, Margaret estuvo en reposo absoluto las siguientes 12 semanas y la bebé completó su gestación de forma natural, hasta que volvió a nacer por cesárea. Tras ocho días, una segunda operación eliminó los restos del nódulo. Ahora se prepara para la vida tras haberla conocido en dos ocasiones.