Pese a Trump, México retiene confianza de inversores

  • México subió una posición, para colocarse en la 17, en el Índice de Confianza de Inversión Extranjera Directa elaborado por la consultoría AT Kearney, a pesar del discurso del presidente estadounidense, Donald Trump, por relocalizar activos productivos en Estados Unidos.

México subió una posición, para colocarse en la 17, en el Índice de Confianza de Inversión Extranjera Directa elaborado por la consultoría AT Kearney, a pesar del discurso del presidente estadounidense, Donald Trump, por relocalizar activos productivos en Estados Unidos.

No obstante, en la muestra de los 25 países con datos desglosados, México se posicionó como el segundo con la “perspectiva más pesimista” sobre el desarrollo de su economía para los próximos tres años, sólo superado por el Reino Unido.

A la vez, México, junto con Tailandia, fue la nación a la cual le dieron menos respuestas sobre una “perspectiva positiva” para el próximo trienio.

El Índice de Confianza fue encabezado por Estados Unidos, seguido por Alemania, China, Reino Unido, Canadá, Japón, Francia, India, Australia y Singapur.

En la encuesta, México se colocó en la posición nueve entre los países que recibieron un mayor interés por parte de los inversionistas ubicados en América, cuando en el año pasado estuvo en el lugar cinco.

Por el contrario, los inversionistas de Europa no seleccionaron a México entre las 25 primeras posiciones en el año pasado, pero en el 2017 fue clasificado en el lugar 21.

“Ha habido una moderación (del presidente Trump), por lo menos en términos del discurso sobre México. En el escenario más grave de todo lo que prometió en la campaña, habría una caída de la inversión en México, pero no un caos, porque eventualmente habría muchos grupos de Estados Unidos que también perderían”, dijo Ricardo Haneine, director de AT Kearney México.

La clasificación se basa en las respuestas de 510 directivos, distribuidos a través de 30 países y en varias industrias, cuyas empresas reportan ingresos anuales superiores a 500 millones de dólares.

México se colocó en la posición nueve en el 2015. Haneine destacó que para la economía mexicana los asuntos de transparencia, corrupción y seguridad “pesan mucho” en las perspectivas negativas para el país. “Si están en la mente de los mexicanos, están en la mente de los inversionistas extranjeros”, comentó.

“Las expectativas siempre han sido altas para México, pero nunca se materializan así. Vamos en la perspectiva correcta, pero a nivel medio”, dijo en una conferencia de prensa.

Brasil cayó cuatro peldaños, del 12 al 16, mientras que en el listado del 2015 estuvo en el lugar sexto.

A la pregunta de cuáles son los factores más importantes que considera su empresa al decidir dónde invertir en el extranjero, las primeras respuestas fueron: las condiciones generales de seguridad, eficiencia de procesos legales y regulatorios, y tasa de impuestos y facilidad de pago de impuestos.