Prueba EU con éxito su interceptor de misiles intercontinentales

El Pentágono derribó con éxito un misil balístico intercontinental usando su mejorado interceptor de misiles de largo alcance, en un ensayo el martes que fue ampliamente visto como la muestra de la capacidad de Estados Unidos para contrarrestar el lanzamiento de un misil de Corea del Norte, publicó CNN.

La Agencia de Defensa de Misiles lanzó un interceptor basado en tierra desde la base aérea de Vandenberg, en California, para interceptar un objetivo ICBM de prueba lanzado por Estados Unidos sobre el Océano Pacífico, según un funcionario de Defensa estadounidense.

El interceptor “destruyó el blanco en una colisión directa”, según un comunicado de la Agencia de Defensa de Misiles.

El director de la Agencia de Defensa de Misiles, el vicealmirante Jim Syring, calificó la prueba como “un hito fundamental para este programa”.

“Este sistema es de vital importancia para la defensa de nuestro país, y esta prueba demuestra que tenemos un elemento de disuasión capaz y creíble contra una amenaza muy real”, dijo.

Aunque el Pentágono calificó esta prueba como un gran éxito, algunos expertos advirtieron que el sistema de defensa antimisiles -de 40 mil millones de dólares- todavía tiene un largo camino por recorrer antes de que pueda ser considerado plenamente desarrollado.

“Esto marca dos éxitos seguidos, lo cual es significativo, pero sólo dos derribos de los últimos cinco intentos, es decir, sólo una tasa de éxito del 40% desde principios de 2010,” dijo Philip E. Coyle, un alto miembro del Centro para el Control de Armas y No Proliferación.

“En la escuela, el 40% no es un aprobado”, añadió Coyle, quien anteriormente dirigió la oficina de Pruebas y Evaluación del Pentágono. “Sobre la base de su historial de pruebas, no podemos confiar en este programa de defensa antimisiles para proteger a Estados Unidos de un misil de largo alcance de Corea del Norte”.

La prueba se realizó sólo dos días después de que Pyongyang disparó un misil balístico de corto alcance que voló un estimado de 450 kilómetros, cayendo en la Zona Económica Exclusiva de Japón.

El Pentágono insiste en que su sistema interceptor no sólo se enfoca en Corea del Norte, sino que está destinado a ser capaz de desafiar cualquier misil intercontinental desde cualquier punto, incluyendo, posiblemente en un futuro, Irán.

Estados Unidos también ha redoblado los esfuerzos en otros sistemas antimisiles, incluido el despliegue del sistema THAAD en Corea del Sur, diseñado para contrarrestar las amenazas de misiles de rango corto, medio e intermedio. A principios de este mes, el ejército de Estados Unidos anunció que el sistema de defensa antimisiles THAAD había entrado en funcionamiento.