Rechaza Putin intención rusa de dominar el mundo

vladimir-putin

“Da risa escuchar que Rusia, con 146 millones de habitantes, quiere atacar a los países de la OTAN, que suman una población de más de 600 millones de personas”, dijo el presidente ruso Vladimir Putin.

El titular del Kremlin, Vladimir Putin, aseguró este jueves que Rusia no tiene ninguna intención de atacar a nadie, no pretende establecer su dominio global ni aspira a la expansión de su territorio.

“Difundir amenazas inventadas como el supuesto peligro militar que representa Rusia es simplificar en exceso, resulta una tontería y carece de sustento por irreal”, subrayó el presidente ruso ante los miembros del Club Internacional Valdai.

Celebrado este año en la ciudad de Sochi, a orillas del Mar Negro, este foro reúne a politólogos, economistas y funcionarios retirados, entre ellos varios ex jefes de Estado, los cuales atienden la invitación de las autoridades rusas para venir a debatir los grandes problemas de la actualidad, tanto en sesiones abiertas como a puerta cerrada.

“Da risa escuchar que Rusia, con 146 millones de habitantes, quiere atacar a los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que suman una población de más de 600 millones de personas”, agregó.

Enfatizó que países, como Rusia, que cuentan con una historia milenaria saben valorar “su identidad, libertad e independencia, y de ninguna manera pretendemos establecer nuestro dominio global, ni aspiramos a la expansión ni deseamos la confrontación con nadie”.

El mandatario ruso arremetió contra la alianza noratlántica por su incapacidad de adaptarse a las nuevas condiciones tras el colapso de la Unión Soviética. “Surgida en los tiempos de la guerra fría, la OTAN a pesar de que todo el tiempo está hablando de la necesidad de cambiar, en la práctica no realiza ningún cambio”, criticó.

Afirmó que, hoy por hoy, “el auténtico liderazgo no consiste en inventar amenazas ilusorias y, especulando con ellas, tratar de someter a los demás, sino detectar los problemas reales y contribuir a aunar los esfuerzos de los Estados para resolverlos”.

Y añadió: “Así es como entiende Rusia el papel que debe desempeñar en los asuntos mundiales”.

Putin –frente a tan selecto auditorio– no podía desaprovechar la ocasión de referirse a las elecciones presidenciales en Estados Unidos y volvió a insistir en que el Kremlin no trata de favorecer a uno de los candidatos, Donald Trump.

“¿Acaso alguien cree de verdad que Rusia puede influir en la elección del pueblo estadunidense? ¿Acaso Estados Unidos es un país bananero? Estados Unidos es una gran potencia. Y si no estoy en lo cierto que alguien me corrija ahora”, lanzó el presidente ruso.

En su opinión, Estados Unidos tiene demasiados problemas –desde una deuda externa colosal hasta infinidad de arbitrariedades policiales– y, al parecer, la élite nada tiene que decir para tranquilizar a su sociedad y prefiere “desviar la atención hacia no sé qué hackers, espías, agentes de influencia rusos”.

Calificó de “absurdo y tontería completos” que el Kremlin apoye a Trump, acusación que “difunden quienes defienden los intereses de Hilary Clinton como método de lucha política interna para manipular la opinión pública en vísperas de las elecciones”.

De Trump reconoció que “se comporta de un modo extravagante”, pero dijo que “el candidato republicano optó por representar a la gente que critica a quienes están en el poder desde hace décadas”, en alusión a los Clinton, y remató: “Trump expresa los anhelos de las personas a las que no les gusta que el poder se transfiera por herencia”.