Rescatan a dos manatíes varados en Playas de Catazajá

Manatí

Personal de las secretarías de Medio Ambiente e Historia Natural (Semahn), en conjunto con pescadores del municipio de La Libertad y la delegación de la Secretaría de Pesca (Sepesca) en Catazajá, rescataron a dos ejemplares de manatí que se encontraban varados en la laguna Saquilá de dicho municipio.

Los ejemplares, una madre con su cría, fueron manejados para determinar el estado de salud, estrés y condición física. La madre midió 2.75 metros con un peso aproximado de 250 kilogramos y la cría midió 1.43 metros con un peso aproximado de 70 kilogramos.

Ambos fueron liberados dentro del río Chacamax con condiciones favorables para su estancia.

Esta acción forma parte de las medidas que realiza el Gobierno del Estado para salvaguardar la conservación del manatí, a través de recorridos de inspección, vigilancia, recorridos de monitoreo y la realización de talleres de sensibilización ambiental dentro de las zonas sujetas a conservación ecológica “Sistema Lagunar Catazajá” y “Humedales La Libertad”.

En este sentido y de acuerdo a los pronósticos meteorológicos, para este año se prevé que el fenómeno de El Niño provoque una mayor duración de la temporada de seca y de estiaje en la entidad, por lo que diversas instituciones gubernamentales, agrupaciones ciudadanas y cooperativas pesqueras se han preparado con un plan de trabajo estratégico de rescate y conservación del manatí y su hábitat en la región.

Lo anterior, permitirá tener vigilada y monitoreada más zonas con potencial de varamientos, asimismo, podrá conformar grupos comunitarios de vigilancia ambiental para contar con el apoyo de las comunidades y pescadores de la zona en distintas áreas.

Cabe mencionar que dentro de las medidas emergentes que se llevaron a cabo el año pasado, se encuentran la campaña de limpieza en los sistemas lagunarios y zonas adyacentes, donde se recogió todo tipo de residuos sólidos que generalmente llegan a la laguna y son consumidos por estas especies.

Así también se implementó un sistema de alimentación en zonas específicas, con la finalidad que los manatíes no acudan a las orillas de las lagunas por alimentos, evitando así el riesgo por varamiento.

Éstas y otras medidas dieron como resultado que en dos años consecutivos no se haya registrado ningún deceso de estos ejemplares por causas previsibles, mismas que fueron aplicadas en el marco de una estrategia de coordinación interinstitucional y la participación de diversos sectores de la sociedad civil.