Selena Gomez sufre el ‘hackeo’ de su cuenta de Instagram

El hecho de ser una de las artistas más famosas del mundo y, sobre todo, contar con la cuenta más seguida de todas en la red social Instagram ha demostrado ser un arma de doble filo para la cantante Selena Gomez, ya que además de servirle como una útil herramienta promocional que le permite estar en estrecho contacto con su legión con su amigo Jayde Pierce -un reconocido bloguer– a la isla de Bora Bora, los piratas informáticos no dudaron el pasado fin de semana en tratar de acceder a su espacio personal para gastarle una broma pesada a ella y, de paso, a su exnovio Justin Bieber.

De hecho, una vez superados los primeros controles de seguridad, los criminales fueron capaces incluso de publicar en nombre de Selena una de las escasas imágenes que circulan del canadiense desnudo, concretamente la que de él tomaron los paparazzi hace dos veranos durante una breve escapada veraniega.

Semejante episodio no ha tardado en ser resuelto por los responsables de la popular plataforma, quienes desactivaron casi de forma instantánea la página de la artista para eliminar tan comprometedora imagen, y el delito ya está en conocimiento de la policía para llevar a cabo las investigaciones pertinentes.

Sin embargo, es más que probable que Justin y Selena todavía sigan algo alterados por este enésimo ataque a su intimidad, especialmente si se tienen en cuenta las airadas reacciones que ambos, por separado, han venido protagonizando tradicionalmente cada vez que los más curiosos han intentado adentrarse ilegítimamente en su espacio personal.

“Sinceramente, tengo la impresión de que no puedo salir ahí afuera y sentir que puedo hacer lo que me apetezca, como aparecer desnudo si eso es lo que quiero. Creo que cada uno debería sentirse cómodo en su propio ámbito personal, sobre todo cuando estás tan lejos [en referencia a sus vacaciones]”, explicaba Justin al portal Access Hollywood hace un tiempo.

“Antes era tan joven e insegura, hasta el punto de ser fácilmente influenciable y depender demasiado del exterior para elevar mi autoestima. Afortunadamente, ya no solo dependo de una parcela de mi vida [la imagen pública] para sentirme feliz”, indicaba por su parte Selenaen una sincera entrevista a Rolling Stone.

1