SS mantiene estrategia GAM para controlar enfermedades crónicas

SALUD-1

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Para prevenir y controlar las enfermedades crónicas no transmisibles, como el sobrepeso, obesidad, diabetes e hipertensión arterial y sus complicaciones, la Secretaría de Salud del estado cuenta con 62 Grupos de Ayuda Mutua en Enfermedades Crónicas (GAM-EC) en los diferentes centros de salud de Chiapas.

El secretario de Salud del estado, Francisco Ortega Farrera, instruyó dar continuidad y fortalecer esta estrategia a fin de atender la salud de los adultos y adultos mayores a través del control metabólico de las enfermedades crónicas no transmisibles.

Los GAM forman parte del Acuerdo Nacional de Salud Alimentaria, y en Chiapas, de 2010 a la fecha, se han acreditado 62 Grupos de Ayuda Mutua, 14 reacreditados y tres acreditados con excelencia; estas acreditaciones son para lograr que los integrantes alcancen las metas de tratamiento para coadyuvar en el control de su padecimiento y evitar complicaciones.

Los Grupos de Ayuda Mutua en Enfermedades Crónicas tienen en control a cerca de 640 pacientes en los diferentes centros de salud de las 10 jurisdicciones sanitarias de la entidad.

En estos grupos, los pacientes adquieren conocimiento de su enfermedad (qué es, cómo se controla, cuáles son las complicaciones), mejoran las habilidades individuales para el control (medir la glucosa y la presión arterial, tomar medicamentos, aplicar insulina), llevan a cabo acciones cotidianas para el autocontrol de la enfermedad (seguir un plan de alimentación, efectuar ejercicio), elaboran un plan de seguimiento, establecen metas y evalúan los resultados alcanzando las metas del tratamiento requerido para la prevención de complicaciones.

Los Grupos de Ayuda Mutua surgen como una estrategia por medio de la cual se estimula la adopción de estilos de vida saludables, donde los pacientes tienen como objetivo en común coadyuvar al control metabólico de sus enfermedades a través de actividades educativas, apoyo recíproco, activación física y la alimentación del paciente, como lo marca la Organización Mundial de la Salud.