SS reconoce a la primera escuela en implementar semanalmente la activación física

Salud-Fisica

 

  • Se trata de la Primaria Fray Matías de Córdova de Tuxtla Gutiérrez

Con la finalidad de generar nuevas conductas y la adopción de hábitos saludables para prevenir enfermedades, como el sobrepeso y la obesidad en la población infantil por medio de la activación física, la Secretaría de Salud del estado reconoció a la Escuela Primaria “Fray Matías de Córdova” de Tuxtla Gutiérrez como el primer centro educativo en estipular el ejercicio como parte de sus acciones semanales.

En representación del secretario de Salud del estado, Francisco Javier Paniagua Morgan, el coordinador de Promoción de la Salud de la Jurisdicción Sanitaria número uno, Felipe Hernández Martínez, reconoció además al plantel por promover la alimentación saludable entre las niñas y los niños, por lo que este modelo será replicado en las demás escuelas de la entidad.

Comentó que este centro educativo de nivel básico alcanzó el reconocimiento porque los 463 alumnos que conforman la comunidad escolar, junto con el personal docente y administrativo, realizan activación física todos los días lunes, por un lapso de 15 minutos, promoviendo estilos de vida saludables, principalmente en los niños, quienes fungen como agentes promotores en sus hogares.

Asimismo, como parte del programa de activación física, el Coordinador Jurisdiccional de Promoción de la Salud entregó a la directora de la escuela primera, Marilú Sarmiento Chanona, un kit de balones de fútbol, basquetbol y voleibol para reforzar el ejercicio físico en las y los niños, quienes se convierten en el blanco para realizar acciones de sensibilización y promoción para la prevención de enfermedades en la edad adulta.

La Secretaría de Salud recalca que la población chiapaneca debe aplicar el decálogo para mantenerse saludable, que incluye las siguientes acciones: incluir en el desayuno, comida y cena por lo menos un alimento de cada grupo del plato del buen comer, como son verduras y frutas, cereales, leguminosas y alimentos de origen animal; comer cinco veces al día verduras y frutas; variar y combinar los alimentos; usar poca azúcar, grasa y sal en la preparación y en el consumo de alimentos; tomar agua potable en lugar de refrescos y bebidas endulzadas.

También tomar de seis a ocho vasos de agua al día; tomar dos refrigerios al día, uno entre el desayuno y comida, y otro entre la comida y cena; preparar y comer los alimentos con higiene, lavar las manos antes de preparar, servir y comer los alimentos; hacer actividad física por lo menos 30 minutos diarios (caminar, correr, bailar, brincar, pasear a tu mascota, limpiar la casa, bajar y subir escaleras, pasear en bicicleta, jugar pelota, entre otras); y vigilar peso y cintura, así como acudir periódicamente a revisión médica.