Supervisa Secretario de Salud operatividad del Hospital de la Mujer en Comitán

  • Constata avance en abasto de medicamentos y en trabajos de conservación y mantenimiento

Comitán, Chiapas. – El secretario de Salud, Francisco Ortega Farrera, visitó el Hospital de la Mujer del municipio de Comitán, para supervisar que el abasto de medicamentos se encuentre en niveles óptimos e identificar áreas de oportunidad que impacten en una mayor capacidad resolutiva.

De igual forma, Ortega Farrera señaló que como parte de las acciones para fortalecer la atención de las mujeres chiapanecas, constató los avances en las obras de mejora en este hospital.

El funcionario estatal verificó que gracias a recursos del Programa Nacional de Conservación y Mantenimiento (PRONACOMA), el área de lavandería cuenta con cinco máquinas nuevas, mientras que en los servicios de urgencias, hospitalización y quirófanos avanzan los trabajos de rehabilitación.

Acompañado del director del hospital, Francisco Javier Trejo Esquinca, y la jefa de enfermeras, Susana Mondragón Gómez, constató también las modificaciones que se hacen a la infraestructura, como la colocación de tubería en cocina para evitar encharcamientos, equipamiento nuevo para el sistema de saneamiento de aguas residuales, ampliación de la farmacia y la adecuación de la bodega.

El Secretario de Salud destacó que se habilitará un helipuerto para la ambulancia aérea, así como un proyecto para fortalecer el equipamiento médico con ultrasonidos, carros rojos para urgencias obstétricas, ventiladores volumétricos, monitores, mesas de expulsión, entre otros.

Tras recorrer las diferentes áreas del Hospital de la Mujer de Comitán, Ortega Farrera comprobó que esta unidad de salud es altamente resolutiva en la región Meseta Comiteca Tojolabal y que el personal médico, paramédico, de enfermería y administrativo atiende con calidad profesional y calidez a la población femenina.

Finalmente, el personal de salud agradeció el interés de las autoridades por mejorar las condiciones del hospital en cuanto al abasto de medicamentos y la infraestructura física, a fin de optimizar la prestación de los servicios que se brindan a mujeres y niños.