¿Por qué tienes mucha sed?

La solución es simple: toma mucha agua y evita alimentos salados. Pero si te encuentras con una sed insaciable que no desaparece, sin importar qué tanta agua tomes… algo malo podría estar pasando.
Cuando tenemos sed, automáticamente pensamos en una deshidratación, siendo que la mera sensación podría ser señal de una condición médica escondida.

Diabetes mellitus
La condición médica más común, asociada con una sed excesiva es la diabetes. La diabetes mellitus es el nombre largo de la diabetes tipo 1 o 2, las cuales dificultan la habilidad del cuerpo de controlar los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre. Esto hace que los riñones produzcan más orina para deshacerse del exceso de azúcar, causando deshidratación y enviando señales de sed a cada rato.

Diabetes insípida
Aunque esta condición no está relacionada con la diabetes mellitus, la diabetes insípida sí comparte ciertos síntomas, incluyendo la sed extrema. Normalmente tus riñones eliminan el exceso de fluidos corporales de la sangre, llevándolos a la vejiga. Y cuando tu cuerpo pierde agua (al sudar), tus riñones conservan el fluido para hacer menos orina.

Cuando tienes diabetes insípida, tus riñones son incapaces de retener agua. A pesar de la disminución de volumen líquido corporal, los riñones siguen produciendo grandes cantidades de orina, resultando en una horrible deshidratación y sed extrema. Típicamente ocurre como una enfermedad hereditaria, pero también puede verse en condiciones crónicas.


Presión baja
Muchos expertos creen que el estrés crónico hace que las glándulas adrenales funcionen mal, bajando así la presión sanguínea y provocando sed. Cuando nuestra presión baja, el cuerpo recibe una señal del cerebro para beber más fluidos. Y es que enviar más agua a la sangre ayuda a incrementar la presión.

Anemia
La pérdida de sangre (como en periodos menstruales abundantes) es una de las causas más comunes de anemia. Cuando se pierde mucha sangre, el cuerpo podría perder suficientes glóbulos rojos, así como disminuir los niveles de fluidos en el cuerpo.

Resequedad en la boca
Hay personas que sufren de resequedad en la boca, una condición llamada xerostomía, la cual puede manifestarse en sed excesiva. Usualmente ocurre con la edad y cambia con los niveles hormonales. Se trata con una óptima hidratación y evitando cosas que resequen la boca, tales como alcohol y café.
En la mayoría de los casos es una molestia, mas no una enfermedad crónica.