Un adicto a la cirugía plástica sufre una erección permanente tras operarse la nariz

El croata Neven Ciganovic, de 45 años, conocido por ser adicto a la cirugía plástica, pasó nuevamente por el quirófano para realizarse una rinoplastia, en Irán, aunque los efectos secundarios le jugaron una mala pasada: ahora padece de una inusual enfermedad, llamada priapismo, que causa al hombre una erección dolorosa, permanente y que no va acompañada de deseo sexual.

Su obsesión por la estética lo ha llevado a formar parte de un documental en Gran Bretaña, que se emite por Channel 4. Un equipo de la emisora que se encontraba en el Irán se acercó al hospital para grabar este último procedimiento.

“Me dieron anestesia general y reaccioné mal”, dijo.

cirugia

El croata debió ser sometido a otra operación para tratar la erección prolongada. Sin embargo, para recuperarse por completo deberá esperar al menos tres o cuatro meses más.

Además de cirugías en la nariz, Neven también modificó sus labios, abdomen y mejillas. Según contó, después de recuperarse del priapismo planea realizar el famoso “tratamiento facial de vampiro”, en donde se extrae la sangre y se centrifuga para obtener un plasma rico en plaquetas que luego es inyectado en el rostro del paciente. (Ver foto abajo)