Un muerto y nueve heridos, saldo de incendio en refinería de Oaxaca

Una persona murió en un gran incendio que se produjo en una refinería parcialmente inundada en el sur de México, informaron las autoridades.

Un bombero murió durante un incendio que se desató en la refinería de Salina Cruz por los efectos de la tormenta Calvin, informó el jueves la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

La víctima pereció durante los trabajos para sofocar el fuego que aún continúan, informó la empresa en un comunicado.

Otras nueve personas sufrieron heridas menores el miércoles, día en el que se inició el siniestro.

Pemex aseguró que el fuego quedará completamente sofocado “en las próximas horas”.

La empresa detalló que el incendio fue consecuencia de las inundaciones por la tormenta tropical “Calvin”, que provocó que se desbordaran presas de residuos y se derramara aceite.

La refinería de Salina Cruz, ubicada a cinco kilómetros del puerto del mismo nombre en la costa del estado de Oaxaca, es una de las más grandes del país, con capacidad para procesar 330,000 barriles de crudo diarios.

En años recientes se han registrado distintos siniestros en instalaciones de Pemex, ya sea por accidentes dentro de sus plantas o por explosiones en ductos de gasolina que son perforados por grupos criminales que trafican el combustible.

La petrolera mexicana Pemex prevé iniciar el jueves el arranque de su refinería en Salina Cruz, la mayor del país, tras un incendio que se desató en la víspera en la sala de bombas de la instalación, dijo un portavoz de la estatal.

La refinería, ubicada en el sureño estado Oaxaca y con capacidad para procesar 330,000 barriles por día, paró unidades el martes como consecuencia de los torrenciales aguaceros caídos en la zona por la tormenta Calvin.

El miércoles se desató un incendio a raíz de un derrame, por lo que sus unidades fueron paradas.

“Esperamos que hoy mismo inicie el arranque de operaciones de las plantas en cuanto se extinga el fuego, en unas tres o cuatro horas quizás”, dijo el portavoz.

La refinería, una de las seis que Pemex tiene en México, procesó un promedio de 218,484 bpd en abril.